COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

China es una nación que continuamente está reforzando su participación en el mundo tecnológico, tanto dentro de sus fronteras como fuera de las mismas. Y parte de este posicionamiento lo está haciendo a través de inversiones de capital.

América Latina es uno de los escenarios en el que el país asiático está dejando sus huellas. Uno de los últimos casos es el de China Telecom, la tercera mayor empresas de telecomunicaciones del país, que está viendo la posibilidad de hacer una oferta por una red de banda ancha móvil en México. El monto sería de US$ 10.000 millones, y ya se han asegurado algunos millones de bancos estatales chinos, entre los que se encuentra China Development Bank.

[blockquote align=”right”]A nivel global, China invirtió en el extranjero US$102.900 millones durante el 2014.[/blockquote]

El objetivo de la compañía es conformar un consorcio con empresas locales para crear esta red que opere en el país latinoamericano compitiendo en forma directa con las compañías de Carlos Slim, número uno en el mundo de las telecomunicaciones mexicanas y con fuerte presencia en toda la región.

Incluso su presidente, Xi Jinping, aseguró que se invertirá en Latinoamérica US$ 250.000 en los próximos diez años, como parte de una campaña para aumentar la influencia. Este monto es para todos los sectores. “China y América latina tienen cooperación en las áreas de energía, construcción de infraestructura, agricultura, manufacturas e innovación tecnológica”, indicó en el cierre del I Foro Ministerial China-CELAC, realizado en Pekín.

A nivel global, China invirtió en el extranjero US$102.900 millones durante el 2014, un 14,1 % más que en 2013, con lo que superó por primera vez la barrera de los US$100.000 millones en un año, según datos brindados por el Ministerio de Comercio de China.

[blockquote align=”left”]China Telecom está viendo la posibilidad de hacer una oferta por una red de banda ancha móvil en México por US$10.000 millones.[/blockquote]

En cuanto a la cuestión interna, una de sus grandes apuestas es la innovación tecnológica, y es por eso que desde el gobierno invertirán US$7.800 millones en un fondo de capital de riesgo con el que se busca impulsar las startups del sector privado.

Para de esta iniciativa está relacionada con el éxito que están teniendo muchas empresas emprendedoras de China, las que no paran de crecer, y de ahí la intención del gobierno de participar en su evolución.

Un caso de estos es Xiaomi, un fabricante de teléfonos móviles que nació en el 2013 y que en tan poco tiempo ya logró posicionarse como la empresa número tres en venta en móviles a nivel mundial. Otra es Uber, una aplicación para taxis fundada en 2009 y que alcanzó en sus inicios una valoración sin precedentes para una empresa que recién comenzaba: en el 2011 ya estaba valorada en aproximadamente US$330 millones.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO