COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) Si bien en septiembre del año pasado se había acordado la venta de la unidad de telefonía móvil de Nokia a Microsoft por 7.400 millones de dólares, recién ahora las autoridades de uno de los mercados más importantes del mundo aprobaron esta venta.

Con esta acción, ambas compañías ya han obtenido el consentimiento regulatorio tanto de la República Popular de China, como previamente de la Comisión Europea, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y otras jurisdicciones, como Israel, Turquía y Rusia, entre otros.

Luego de algunas demoras, ya que se esperaba que esta transacción hubiese culminado para marzo, ahora ambas empresas creen que el acuerdo se cerrará en forma definitiva durante este mes.

Esta luz verde ya tuvo resultados positivos, incluyendo que las acciones de Nokia subieron un 2.9%, a 5.48 euros luego de la aprobación. Ahora habrá que ver cuál será la estrategia que ambas compañías utilizarán para aprovechar el potencial de cada una.

En cuanto a Nokia, en los últimos meses ha estado haciendo hincapié tanto en los teléfonos de alta ama como en los que son destinados a mercados emergentes. Para Microsoft, ser propietario de la unidad móvil de la empresa finlandesa le significa estar en mercados como el chino, en donde la fabricante de dispositivos móviles cuenta con una buena reputación. Y si bien en los últimos tiempos no ha sido de las que tienen mayor presencia, ahora va a jugar una pulseada para reposicionarse con el Windows Phone.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO