COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Jeff Bezos desde que en 1994 fundó Amazon, no ha parado de crecer. Lo que empezó siendo una humilde web de venta de libros se ha convertido en un gigante que factura 232.887 millones de dólares al año y que da trabajo a más de 600.000 personas. Su empresa es un caníbal que se va comiendo pequeños y medianos negocios allí donde va…excepto en un país. Que justo es el más importante del mundo en estos momentos, y que ha supuesto su primer gran fracaso en 25 años: China.

Amazon se ha rendido en China. El gigante del comercio electrónico cerrará su portal el 18 de julio, lo que supone un enorme varapalo para la estrategia de la marca, ya que el gigante asiático supone un mercado de 1.386 millones de personas con un poder adquisitivo cada vez más elevado.

¿A qué se debe este fracaso de Amazon? Según informa Reuters, los competidores de Amazon en el país más poblado del mundo han puesto en dificultades a la compañía que dirige Jeff Bezos. En concreto, Alibaba y JD.com controlan el 82% de la cuota de mercado del país en cuanto a venta por Internet.

Los chinos prefieren Alibaba o JD.com, empresas que quieren implantar el salvaje método de trabajo 996, porque los envíos son más rápidos que los que hace la compañía que dirige Jeff Bezos.

El cierre del portal de venta va acompañado del cierre de los centros logísticos que tiene repartidos por el país, que actualmente son 12, y que esperan clausurar por completo (y despedir a todos sus trabajadores, en un plazo no superior a los 90 días.)

Aunque el portal de ventas de Amazon cierra, los clientes chinos podrán seguir pidiendo productos a otras tiendas de países cercanos, como la India o Japón. Además, podrán seguir descargando libros y comprando aparatos como el e-Book Kindle, además de las tabletas Fire.

Amazon entró en China pronto, en el año 2004, comprando una tienda online de libros y haciéndose con su mercado. Desde entonces, Jeff Bezos ha invertido en centros de logística, oficinas y demás infraestructuras con el objetivo de reproducir la estrategia que tan buenos resultados le ha dado en el resto del mundo. Sin embargo, todo este esfuerzo solo le ha servido para tener menos del 1% de cuota de mercado.

Pese a que su negocio en China haya sido un fracaso, Amazon triplicó sus beneficios netos en 2018 hasta los 10.073 millones de dólares (8.964 millones de euros), mientras que su facturación aumentó un 31 % interanual hasta los 232.887 millones de dólares (207.269 millones de euros), según informa EFE

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO