COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

China se incorporó a la lista de las 25 economías más innovadoras del mundo, mientras que Suiza, Suecia, el Reino Unido, EEUU, Finlandia y Singapur encabezan la clasificación del Índice Mundial de Innovación de 2016, publicado por la Universidad Cornell, el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

La progresión de China refleja una mejora en el desempeño en el ámbito de la innovación en el país asiático. Sin embargo, más allá de China, persiste la “brecha en materia de innovación” entre los países desarrollados y los países en desarrollo, en un contexto de creciente concienciación entre los responsables políticos acerca de la importancia crucial de fomentar la innovación para tener economías dinámicas y competitivas.

Fuente: Índice Mundial de Innovación 2016
Fuente: Índice Mundial de Innovación 2016

El estudio destaca que para que haya innovación es necesario invertir de manera constante.  Antes de la crisis de 2009, el gasto en investigación y desarrollo (I+D) creció a un ritmo anual de aproximadamente el 7%. Los datos del Índice Mundial de Innovación 2016 indican que la I+D mundial creció sólo un 4% en 2014.  Esto fue consecuencia de un menor crecimiento en las economías emergentes y de presupuestos más ajustados en la partida de I+D en las economías de ingresos altos.  Esto sigue siendo motivo de preocupación.

Países clasificados en los primeros puestos

  1. Suiza (Nº 1 en 2015)
  2. Suecia (3)
  3. Reino Unido (2)
  4. Estados Unidos de América (5)
  5. Finlandia (6)
  6. Singapur (7)
  7. Irlanda (8)
  8. Dinamarca (10)
  9. Países Bajos (4)
  10. Alemania (12)
  11. República de Corea (14)
  12. Luxemburgo (9)
  13. Islandia (13)
  14. Hong Kong (China) (11)
  15. Canadá (16)
  16. Japón (19)
  17. Nueva Zelandia (15)
  18. Francia (21)
  19. Australia (17)
  20. Austria (18)
  21. Israel (22)
  22. Noruega (20)
  23. Bélgica (25)
  24. Estonia (23)
  25. China (29)

En lo más alto de la lista del Índice Mundial de Innovación de 2016, cuatro economías – Japón, los EE.UU., el Reino Unido y Alemania – destacan por “la calidad de la innovación”, un indicador que tiene en cuenta el nivel de las universidades, el número de publicaciones científicas y el número de solicitudes internacionales de patente.  China escala hasta el 17º puesto en calidad de la innovación, lo que le convierte en el líder de este indicador entre las economías de ingresos medianos, seguido de la India, que ha superado al Brasil.

En el informe se analiza la proporción cada vez mayor de innovación que se lleva adelante mediante redes de innovación globales, llegando a la conclusión de que a medida que se intensifica el flujo transfronterizo de conocimientos y de talento se amplían las posibilidades de compartir las ganancias obtenidas a partir de la innovación mundial.  En el documento también se concluye que existe un amplio margen para aumentar la cooperación mundial en I+D en los ámbitos empresarial y público, con el objetivo de favorecer el crecimiento económico en el futuro.

América Latina y el Caribe

Chile se sitúa en el primer puesto entre todas las economías de la región (44º) gracias a los buenos resultados en los indicadores sobre instituciones, infraestructuras y desarrollo de las empresas, seguido de Costa Rica (45º), México (61º), Uruguay (62º) y Colombia (63º).  Brasil se sitúa en el puesto 69º, teniendo como puntos fuertes los factores relevantes para la educación y la I+D, la calidad de sus publicaciones científicas y la producción de alto nivel tecnológico.  Pese a ello, hay deficiencias, en términos relativos, en el entorno empresarial (123º), en aspectos de la educación superior (111º) y, de manera más general, en la capacidad para generar resultados en materia de innovación y en la creación de nuevas empresas.

América Latina es una región con un potencial importante de innovación que no se aprovecha.  Las clasificaciones de las economías locales en el Índice Mundial de Innovación no han mejorado de manera significativa en los últimos años en comparación con las de otras regiones, y actualmente no hay ningún país de la región que registre un desempeño superior a su PIB.

En el informe se señala que es importante superar las dificultades políticas y económicas a corto plazo e intensificar el compromiso a largo plazo con la innovación, en un momento en que América Latina, y especialmente el Brasil, han entrado en una zona de turbulencia económica.  Una mayor cooperación regional en I+D e innovación puede ayudar a la región en este proceso.

Clasificación en América Latina y el Caribe

  1. Chile
  2. Costa Rica
  3. México
  4. Uruguay
  5. Colombia
  6. Panamá
  7. Brasil
  8. Perú
  9. Rep. Dominicana
  10. Argentina
  11. Jamaica
  12. Paraguay
  13. Guatemala
  14. Ecuador
  15. Honduras
  16. El Salvador
  17. Bolivia
  18. Nicaragua
  19. Venezuela

El Índice Mundial de Innovación

Publicado anualmente desde 2007, el Índice Mundial de Innovación es actualmente uno de los principales instrumentos de análisis comparativo de que disponen los directivos de empresas, los encargados de formular políticas y otras personas que deseen conocer mejor la situación de la innovación en todo el mundo.

El Índice Mundial de Innovación de 2016 se calcula a partir del promedio de dos subíndices.  Con el subíndice de los recursos invertidos en innovación se evalúan elementos de la economía nacional que comprenden actividades innovadoras agrupadas en cinco pilares:  1) instituciones, 2) capital humano e investigación, 3) infraestructura, 4) desarrollo de los mercados y 5) desarrollo empresarial.  El subíndice de los resultados de la innovación refleja datos reales de dichos resultados, y se divide en dos pilares:  6) producción de conocimientos y tecnología y 7) producción creativa.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO