COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Científicos chinos anunciaron que han establecido un récord mundial al lograr 101,2 segundos de operación estable en modo H del reactor tokamak, un aparato experimental diseñado para aprovechar la energía de fusión.

El Superconductor Experimental Avanzado Tokamak (EAST, siglas en inglés) de China, conocido como el “sol artificial”, se convirtió en el primer reactor tokamak del mundo en alcanzar el nivel de los 100 segundos, informó el Instituto de Ciencia Física de Hefei, adscrito a la Academia China de Ciencias.

El año pasado, el equipo EAST de Hefei, capital de la provincia de Anhui, estableció un primer récord al lograr más de 60 segundos de descarga estable de pulso largo en modo H con el artefacto.

Estos avances son un importante apoyo para la operación del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, en inglés), un proyecto de cooperación científica internacional de gran envergadura. El 24 de mayo de 2006 los siete socios del proyecto ITER –Unión Europea, Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, India, Rusia y China– firmaron en Bruselas el acuerdo internacional para el lanzamiento del reactor de fusión internacional con el modelo Tokamak, que se construirá en Cadarache, en el Sudeste de Francia usando el diseño Tokamak.

El ITER está diseñado para calentar un plasma de Hidrógeno gaseoso hasta 100 millones de grados Celsius. El ITER debería generar su primer plasma en noviembre de 2020 y estar plenamente operativo en marzo de 2027.

ITER se basa en el concepto de “tokamak” de confinamiento magnético, en la que se contiene el plasma en una cámara de vacío con forma toroidal. El combustible – una mezcla de deuterio y tritio, dos isótopos del hidrógeno – se calienta a temperaturas superiores a los 150 millones °C, formando un plasma caliente. Los fuertes campos magnéticos se utilizan para mantener el plasma lejos de las paredes, los cuales son producidos por bobinas superconductoras que rodean al contenedor, y por una corriente eléctrica impulsada a través del plasma. El problema reside en la enorme dificultad de comprimir el hidrógeno de un modo uniforme. En las estrellas la gravedad comprime el hidrógeno en una esfera perfecta de modo que el gas se calienta uniforme y limpiamente. En las condiciones del diseño del reactor esta uniformidad es muy difícil de alcanzar.

 

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO