COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tecnología de secuenciación de genes de segunda generación de China ha logrado avances y actualmente se encuentra a primer nivel mundial, anunció la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma a través de su cuenta oficial de WeChat el 9 de octubre.

En los últimos cinco años, cada vez más personas en China han obtenido pruebas genéticas altamente precisas y asequibles, y su mercado podría alcanzarlos 6.000 millones de yuanes (alrededor de 911 millones de dólares) en 2016, más de cinco veces que en 2012, superando al resto de países con una tasa de crecimiento anual del 50%.

Las empresas chinas y las instituciones de investigación han roto el monopolio de los dispositivos de secuenciación y fabricación de reactivos mediante el desarrollo independiente de BIGIS, los primeros secuenciadores de segunda generación en China. Algunos tipos de secuenciadores chinos han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de China para entrar en el mercado.

Además, BGI, una institución fronteriza nacional de biología y líder en la secuenciación de genes en China, ha desarrollado una tecnología de secuencias unicelulares basada en ADN, indicando que China ha comenzado la investigación sobre la tecnología de secuenciación de tercera generación.

El rápido desarrollo de la ciencia genética en China ha sido uno de los principales logros en el campo de la alta tecnología desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China. Ahora la industria genética es una fuerza motriz para el crecimiento económico de China y atrae mucha atención de los mercados de capital.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO