COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

China lanzará una campaña regional para ayudar a la región de Beijing-Tianjin-Hebei y las provincias vecinas a controlar la contaminación atmosférica este otoño e invierno, la cual se encuentra superando los límites permitidos por la ONU.

El Ministerio de Protección Ambiental ha elaborado una serie de planes para la campaña regional, dijo el martes LiuYoubin, un alto funcionario del departamento de publicidad del Ministerio.

Al  plan de acción general para la campaña, se le obligará a los funcionarios que mantengan un registro de cada asunto del que se informa y cómo se resuelve, dijo Liu.

Han preparado seis documentos de apoyo con estipulaciones detalladas sobre las regiones e industrias clave, lineamientos para asegurar la divulgación oportuna de los problemas al público, y dentro de los mismos también se enumeran los castigos a los que se enfrentan los funcionarios gubernamentales irresponsables durante la campaña, dijo, respondiendo a los informes de que algunos problemas de contaminación no se han resuelto.

“En la próxima campaña, el Ministerio y los gobiernos involucrados realizarán esfuerzos para evitar que las compañías contaminantes reanuden la producción o las reubiquen en otras áreas, y luego implementarán completamente las medidas de control”, según se anunció.

En los últimos meses de enero y febrero, la concentración de partículas finas PM2.5 se disparó en la región de Beijing-Tianjin-Hebei debido a la grave contaminación atmosférica en la región. Este fenómeno lo provocó una confluencia de varios factores, incluyendo un clima sin viento, una producción elevada de las fábricas, el consumo de carbón para la calefacción y el humo de los vehículos, dijo Liu.

Los datos del Ministerio muestran que en los primeros siete meses, la concentración media de PM2.5 de la región aumentó un 11.3% interanual.

La concentración media de PM2.5 en la región debería reducirse a finales de este año en un 25% con respecto al nivel de 2012.

Beijing necesita bajar su nivel de PM2.5 a 60 microgramos por metro cúbico, como lo requirió el gobierno central en 2013. El nivel promedio de PM2.5 en la capital se redujo a 52 en julio, pero en enero aumentó hasta los 116, un incremento interanual del 70,6%.

Para combatir la contaminación atmosférica, el Ministerio ha llevado a cabo una inspección de un año en 28 ciudades importantes en la región de Beijing-Tianjin-Hebei y las provincias vecinas de Shandong, Shanxi y Henan, que comenzó en abril.

Los datos más recientes del Ministerio muestran que hasta el 20 de agosto, los inspectores habían verificado 40.925 compañías, de las cuales el 55%, unas 22.620, tenían varios problemas relacionados con la contaminación, como por ejemplo una producción excesiva de contaminantes o no haber instalado equipos de reducción de emisiones.

“Además, en estas ciudades los inspectores han encontrado más de 170.000 pequeñas empresas contaminantes, que deberían cerrar o mejorar sus instalaciones para reducir la contaminación”, dijo Bie Tao, jefe del departamento de políticas y leyes del Ministerio.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO