COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las finales de la Competencia Mundial de Robots 2018 (World Robot Contest, WRC) se celebraron en la Zona de Desarrollo de Wuhan en la provincia de Hubei, en China central, del 27 al 29 de julio. Participaron en la competencia más de 5000 concursantes en representación de varios cientos de equipos procedentes de más de una docena de países a lo largo de “la Franja y la Ruta”, entre los que se incluyen ChinaIsrael, Rusia y Australia.

En su carácter de juego de robots más profesional y de más alta calificación de China, la WRC atrajo a muchos jugadores de primer nivel, algunos de los cuales se han coronado campeones del mundo o han establecido récords mundiales.

Según el Departamento de Publicidad del Comité de Trabajo de la Zona de Desarrollo de Wuhan (Comité del Distrito de Hannan), la competencia fue celebrada en forma conjunta por el Ministro de Industria y Tecnología de la Información, el Instituto Chino de Electrónica y la Zona de Desarrollo de Wuhan.

Durante el evento de tres días de duración, se llevaron a cabo competencias como partidos de fútbol de robots, detección subacuática, y también confrontaciones ofensivas y defensivas.

En el campo de la competencia, cuatro competidores indios estaban calibrando sus robots. Eran de un equipo que ganó el primer lugar en el grupo de vehículos aéreos no tripulados de una competencia nacional de robots en IndiaUno de ellos, actualmente estudiante de tercer año de ingeniería electrónica en telecomunicaciones en una universidad tecnológica en Nueva Delhi, ya ha iniciado una compañía que desarrolla y comercializa un robot de limpieza que utiliza energía solar.

Zhu Biyun, el campeón nacional de la RoboCup del año pasado, se ocupaba de la operación de sus robots en un partido de fútbol 3V3. El campo tenía seis metros de largo y cuatro metros de ancho, y la “pelota” tenía el tamaño aproximado de una pelota de ping pong. Zhu buscó una oportunidad de oro y marcó un tanto.

“¡Adentro!” Zhu estaba entusiasmado. Encima de cada robot había cinco códigos de colores, y dos cámaras paralelas sobre el campo de fútbol. Después de que las cámaras enviaran sus fotos a una computadora para su análisis, se podían determinar las posiciones de los robots y la pelota para una toma de decisiones automática. Los movimientos posteriores se enviarían a los robots mediante señales.

“Somos más bien como entrenadores. Los movimientos de los robots no los determinamos nosotros, sino un algoritmo. La calidad de los programas y la condición de los robots por lo general determinan los resultados”, comentó.

Según Zhang Chun, director de la competencia, la WRC 2018 también fue una plataforma para el intercambio técnico, la promoción y el entrenamiento de talentos, que mejoró en alto grado la cooperación global en la industria de la robótica.

Las estadísticas muestran que el tamaño del mercado global de robots alcanzó los 160.000 millones de yuanes en 2017, y se espera que alcance los 240.000 millones de yuanes en 2020. En consecuencia, la Zona de Desarrollo de Wuhan se ha propuesto transformarse en una “capital de los robots”.

La zona ha sido conocida como la “capital de los autos” por su sólida industria automotriz. El año pasado, logró un valor total de producción de 144.300 millones de yuanes, ubicándose en el primer lugar en Wuhan. Las industrias automotriz y autopartista representaron un 75 por ciento. No obstante, como el desarrollo de la industria automotriz de China se ha ralentizado con respecto a la velocidad alta y media previa, el gobierno local ha puesto la mirada en la robótica como su nuevo motor de crecimiento.

Una sólida base industrial y mercado de aplicaciones han convertido a la zona de desarrollo en un importante campo de batalla en el desarrollo económico e industrial de Wuhan. La zona de desarrollo ha puesto en uso alrededor de 3500 unidades robóticas. Su densidad de uso industrial de robots es de alrededor de 100 unidades cada 10.000 trabajadores, que está por encima del promedio nacional pero sigue estando atrás de los países desarrollados del mundo.

Para acortar la brecha, se está construyendo en la zona un pueblo robótico a fin de alcanzar la meta de valor de producción anual de la industria de 10.000 millones de yuanes para 2020, 30.000 millones de yuanes en 2022, y 50.000 millones de yuanes en 2025.

La celebración de la WRC es un paso adelante para la construcción del pueblo robótico. La zona de desarrollo requerirá capital, tecnología y talentos en los campos de big data, computación en la nube e Internet de las cosas industrial para formar un ecosistema en torno a la industria de los robots. La Zona de Desarrollo de Wuhan está decidida a transformarse en una base de la industria robótica de importancia nacional e influencia global en el futuro cercano.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO