COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mucho se ha hablado del Internet de las Cosas (IoT) a lo largo de los últimos años. Desde 2017 que se estima que podría tener un uso masivo en México en cuestión de unos meses. Marcas del tamaño de Xiaomi han creado enormes fondos comerciales para continuar con la creación de este tipo de sistemas. Por supuesto, hay muchos retos técnicos y de privacidad que deben resolverse. Pero hasta el mismo Philip Kotler cree que será la nueva revolución del marketing.

Pero, ¿qué es la IoT en realidad? Deloitte apunta que se refiere a la interconexión de múltiples dispositivos en una sola red, privada o pública, donde todos son visibles e interactúan entre sí. Su potencial es enorme, pues McKinsey dice que crearía valor millonario en fábricas y gestión de smart cities. Como expone Zuora, cambiaría por completo las reglas de la competitividad. Por eso, según Statista, valdría mil 527 millones de dólares (mdd) a escala global para 2025.

Investigan a gigantes tecnológicos por las patentes de pantalla táctil

Starship Technologies está enviando sus robots autónomos a más ciudades

El Asistente de Google escaneará tu cara

En este sentido, todavía parece como si se tratara de un proyecto relativamente futurista. Lo cierto es que la IoT, aún ahora, ya empieza a tener un impacto considerable en el mercado. Por supuesto, aún falta mucho para que alcance realmente su potencial completo. Sin embargo, ya hay varias aplicaciones y tendencias claras en todo el mundo. De acuerdo a Signify, pueden identificarse cinco usos para esta tecnología que están liderando su avance a escala global:

Telemedicina potenciada por IoT

Más que nunca antes es posible que las personas puedan tener una atención médica de gran calidad a través de los canales digitales. No solo porque ya existen de hecho herramientas que permiten a los usuarios conectarse con profesionales de la salud desde cualquier parte del mundo. También porque hay cada vez más dispositivos inteligentes capaces de obtener datos clínicos de los pacientes. Y, mediante servicios en la nube, convertirlos en insights valiosos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO