COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cisco realizó varios anuncios durante su conferencia anual de partners la semana pasada en San Diego, todos ellos con el objetivo de mantener su relevancia en el centro de datos y su presencia en la nube, un área que cada vez le es más esquiva.

En primer lugar, Cisco anunció su ingreso a la categoría de sistemas hiperconvergentes, un mercado que se estima vale más de US$ 5.000 millones al año, por medio de HyperFlex. La hiperconvergencia es un sistema definido por software que integra los recursos de cómputo, almacenamiento, redes y virtualización, así como otras tecnologías en un único sistema, y el cual se despliega en una caja de hardware.

La convergencia es una estructura de elementos separados –cómputo, redes y almacenamiento- diseñados para trabajar en conjunto. La hiperconvergencia va un paso mas allá por medio de un enfoque modular. El objetivo de la hiperconvergencia es el de permitir a los departamentos de IT aumentar la eficiencia, reducir la complejidad operativa y crecer rápidamente para satisfacer las demandas crecientes de los usuarios. Las principales compañías que compiten en este nuevo segmento son Nutamix, SimpliVity, Scalecomputing, Nimboxx y VMware, entre otras.

Cisco tiene presencia en este mercado aunque de manera tangencial y no nativa. Lo hace a través de alianzas, especialmente con NetApp y Vblock. Sin embargo, FlexPod, el cual ofrece Cisco con NetApp, está decreciendo aceleradamente y por otro lado es inminente la desaparición de Vblock, debido a la adquisición de EMC por parte de Dell. Vblock, una alianza entre Cisco, VMware y EMC entrega en un solo rack convergente capacidad de cómputo, almacenamiento y conectividad.

De aquí que Cisco haya tenido que buscar nuevas salidas con Cisco HyperFlex, construido sobre la plataforma Unified Computing System, que busca simplificar la automatización de políticas a través de la red, el cómputo y el almacenamiento.

En esta categoría de sistemas hiperconvergentes, Nutamix, fundada en 2009 lleva la delantera. El sistema hiperconvergente de Nutamix es fundamentalmente una solución de software que se despliega en las cajas blancas de Supermicro, y la cual puede crecer por containers que se adoptan automáticamente el uno al otro. El software se va adaptando a cada container generando un solo pool de cómputo y almacenamiento. Con Nutamix se elimina la latencia, o el tiempo que toma a la red transportar las cargas de trabajo, al utilizar solamente un switch para conectarse con la nube pública. La latencia era el principal reto que tenía Cisco en VMware.

En el centro de datos existen hoy en día siete o más herramientas de gestión, que es casi peor que no tener ninguna. Y este es precisamente el problema que las redes definidas por software, SDN (Software Define Networking) quiere resolver, o por lo menos es su objetivo a largo plazo: contar con un solo sistema que administre todo el centro de datos y la nube pública, un sistema al cual le “quepa todo en la cabeza”. Esto es lo que entrega Nutamix desde 2009 y que ahora busca entregar Cisco por medio de HyperFlex.

Cisco, como todos los demás fabricantes de la industria, está tratando de resolver el problema de automatización y orquestación. Y este es un terreno donde nadie ha encontrado la solución ideal. La dificultad en automatizar y orquestar la nube privada es lo que ha permitido el éxito de la nube pública, donde todo se hace en segundos y no meses.

En segundo lugar, Cisco anunció que pagará US$ 260 millones por adquirir el startup CliQr, compañía que ofrece una plataforma de software para modelar, desplegar y administrar nubes, aplicaciones y usuarios. El software de CliQr permite a las empresas evaluar el precio y desempeño de los principales proveedores de nube como Google, AWS y Microsoft y determinar cuál es la mejor opción. Este tipo de software es muy necesitado por las empresas que buscan mayor flexibilidad en sus centros de datos y no casarse con un solo proveedor, reduciendo costos en el proceso. Y aunque Cisco ya había adquirido Metacloud, empresa que hace las mismas labores que CliQr, orquestar cargas de trabajo en el centro de datos, la diferencia está en que Metacloud cobra como servicio y no como una licencia, como en el caso de CliQr.

El centro de datos es casi el único negocio de Cisco que está creciendo, aunque no a las tasas de trimestres anteriores. Sin embargo, el crecimiento es en el segmento de blades y no de redes. De aquí que los anuncios de HyperFlex, CliQr y los nuevos switches Nexus de 10/25/40/50/100 Gpbs y listos para SDN, sean tres movimientos determinantes para el futuro de Cisco.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO