COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cisco y Salesforce planean trabajar en conjunto para integrar sus plataformas orientadas a, entre otras cosas, servicios al cliente e Internet de las Cosas (IoT). Desde Cisco explicaron que la propuesta eliminaría la fricción que los clientes sienten hoy en algunos servicios. Por su parte, en Salesforce indicaron que se simplificaría la experiencia del cliente, según publicó The Wall Street Journal.

Los proveedores de servicios en la nube enfrentan a un delicado equilibrio: por un lado deben abrir sus servicios y hacer más fácil la integración con productos de la competencia; por otro, deben mantener en silos sus servicios para mantener los datos de sus abonados actuales.

Por el momento, el camino elegido para la colaboración es la integración entre potenciales competidores en un mercado cada vez más competido, con empresas como Microsoft (Azure), Alphabet (Google), Amazon (AWS) y Oracle, entre otros.

Los clientes de Cisco usan cada vez más los servicios de cómputo en la nube de, por ejemplo, Amazon, en lugar de utilizar los data centers construidos por Cisco. La empresa de networking ha adoptado una estrategia de actuar como intermediario entre compañías y operadores de esos servicios, en lugar de ofrecer su propio sistema de computación en la nube.

Para Salesforce, la integración es notable por no tratarse de una adquisición. Durante el verano boreal, la compañía perdió frente a Microsoft la compra de LinkedIn. Salesforce ha estado bastante quieta en el mercado de compraventas de empresas: su última jugada fue en junio, cuando dijo que adquiriría, a cambio de US$ 2.800 millones, la plataforma de comercio electrónico Demandware.

Y a todo esto, ¿qué lugar ocupa Ericsson?

Cisco ha estado muy activa cerrando acuerdos estratégicos desde hace algún tiempo. Hace un año, cerró una alianza con Apple con el fin de crear una vía rápida para los usuarios empresariales iOS mediante la integración de iPhones con entornos empresariales basados en Cisco y proporcionar colaboración única alrededor del iPhone y el iPad..

Sin embargo, el anuncio de la alianza entre Cisco y Ericsson en octubre de 2015 sacudió al mercado de redes. Ambas empresas sellaron una alianza mundial de negocios y tecnología para crear las redes del futuro. La relación ofrece a los clientes lo mejor de ambas compañías: routing, centros de datos, networking, nube, movilidad, gestión, control y capacidades de servicios globales. Juntas, las compañías planean brindar un valor para el cliente mediante:

El objetivo de las compañías consiste en atravesar juntas el desafío que implica un mundo impulsado por la movilidad, la nube y la digitalización, que obligará a las redes del futuro (con tecnologías de redes definidas por software –SDN- y funciones de red virtuales –NFV- a la cabeza) nuevos diseños para asegurar que sean ágiles, autónomas y con alta seguridad.

Si bien la infraestructura para dar soporte a Internet de las Cosas figuraba como uno de los objetivos primordiales -con la canalización del soporte combinado y la innovación de ambas compañías para acelerar las plataformas y servicios necesarios- el ímpetu inicial de la alianza parece haber decaído.

Ericsson vive momentos turbulentos, aunque no ha dejado lado el tejido de alianzas  -este mes cerró un acuerdo con Google para extender el alcance de la plataforma de televisión basada en la nube MediaFirst hacia el ecosistema de Android TV.

En julio, Hans Vestberg dejó el cargo de CEO después de seis años. El contexto: cortes de gastos y ola de despidos. Además de la agresiva competencia en el segmento de infraestructura de comunicaciones contra Nokia y Huawei, sumada a las investigaciones sobre corrupción en Asia y, recientemente, EEUU.

Son tiempos muy difíciles para la compañía sueca. Durante los últimos 12 meses la acción ha perdido casi un 35% de su valor y en el último semestre no ha podido recuperarse, como se muestra en el siguiente gráfico.

Fuente: Nasdaq
Fuente: Nasdaq

Cisco, por el contario, ha incrementado su valor, aunque con algunas intermitencias.

Fuente: Nasdaq
Fuente: Nasdaq

Sobre este escenario han surgido rumores de un posible avance de Cisco sobre Ericsson, por supuesto, no confirmados por las compañías. De hecho, Vestberg negó que una fusión estuviera en la mesa de negociaciones cuando presentó los resultados del segundo trimestre de Ericsson. Pero el CEO sueco ya no está. Y las elecciones presidenciales de EEUU se encuentran muy cercanas. Las versiones indican que en Cisco aguardan quién resultará el próximo presidente estadounidense para tomar una decisión.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO