COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Patricio Garcia de Leo, Co-Fundador de Known Online

Los datos disponibles por cualquier Estado puestos a disposición del ciudadano son la principal preocupación del sector público emergente a nivel global. El uso de dicha información para satisfacer las necesidades es clave en la mejora de la calidad de vida, pero también genera rentabilidad. La sucesión de Ciudades Inteligentes permiten bajar el déficit e incrementar el PBI a través de la inteligencia de datos y el marketing digital.

Desde una secretaria de un Municipio, hasta un ente de índole nacional es necesario compilar los datos de cualquier operación que un ciudadano ejerza ante el sector público. La digitalización de dicha información comienza a crear patrones y, en base a esto, perfiles de usuarios que el Estado puede utilizar para destinar su presupuesto público. El trabajo debe ser escalable y sincronizado considerando que las variables homogéneas facilitarán el procesamiento de información y su conversión a datos relevantes.

La iniciativa requiere alojamiento de datos en la nube, así como también procesamiento de dicha información para sacar conclusiones a través de una herramienta de inteligencia de negocio (conocida como BI). Acto seguido, volcar las variables relevantes de cada ciudadano (su ciclo de vida) en un sistema de gestión de clientes (del inglés CRM).

Ya existen ciudades inteligentes, pero queda pendiente la estructuración nacional que debería acontecer a través de un Ministerio de Datos. Sería un error colocarlo dentro de Innovación, Ciencia o Tecnología considerando que los datos de este sector valen tanto como el de Salud, Educación, Producción, Infraestructura o Seguridad.

La sinergia entre los datos de los Ministerios, Provincias y Municipios permitirá a un Gobierno Nacional distribuir su presupuesto en torno a las necesidades específicas de cada ciudadano y su nivel de conformidad. Dar a cada uno lo que busca, en el momento en que lo necesita no es imposible si se trabaja estratégicamente. Es más rentable que el azar político y arrojaría niveles de satisfacción más altos.

Argentina solo encuentra a la Ciudad de Buenos Aires entre las 100 Ciudades Inteligentes más importantes del mundo (superada en Sudamérica por San Pablo, Rio de Janeiro y Santiago de Chile). El ranking es realizado anualmente por la multinacional Easy Park Group.

En tiempos donde se discute si somos emergentes o no, la tecnología es un pilar fundamental y aquí nos superan Estados como Singapur, Israel, Corea del Sur, Emiratos Árabes, Taiwán, República Checa, Rusia, Panamá, Malasia, Hungria, Polonia y Grecia. Bastante escaso para los 3.000 millones de pesos que recibirá Modernización durante 2018. Solo en Prensa, se gastan casi 2.500 millones.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY