COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hablar de la 4ta Revolución Industrial implica necesariamente remitirse a la importancia de los datos digitales, su tratamiento, análisis, y usos en las diversas dimensiones de la vida humana. De hecho, una de las referencias más utilizadas para enmarcar este nuevo proceso de desarrollo tecnológico y de producción, es la concepción de fábricas y empresas inteligentes, basadas en sistemas autónomos, escalables y resilientes.

Sin embargo, tiende a dejarse en segundo plano la importancia del entramado que sostiene y permite la existencia de las condiciones sine qua non de la Cuarta Revolución Industrial, esto es, la infraestructura física de telecomunicaciones.

Ver más: Santander crea la mayor plataforma de pagos

Avances tecnológicos como la robótica, inteligencia artificial, blockchain, nanotecnología, computación cuántica, biotecnología, Internet de las Cosas (IoT) e impresión 3D, entre otras, no habrían alcanzado el desarrollo que hoy en día ostentan, si no se contara con una infraestructura sólida, confiable y consistente que garantice el continuo tráfico de las enormes cantidades de datos digitales que requieren. En este aspecto, la fibra óptica se ha transformado en un elemento básico para implementar la Industria 4.0.

Respecto a la opticalización de la infraestructura de telecomunicaciones, Denys de Souza Scheiner de la empresa japonesa Furukawa, detalla las principales características que ofrece la Fibra Óptica y que facilitan la implementación de procesos tecnológicos y digitales avanzados.

Ver más: Las cinco prácticas de ciberseguridad que toda organización debería adoptar

“Las redes de telecomunicaciones basadas en fibra óptica ofrecen mayor confiabilidad, inmunidad electromagnética, gran ancho de banda, baja latencia, estructura compacta y un menor consumo de energía, lo que en el mediano y largo implica importantes reducciones en los costos de operación. Esto es especialmente relevante cuando se deben satisfacer altas exigencias, como las relacionadas a los procesos de Big Data, Robótica o IoT”, sostiene el ejecutivo.

De hecho, dos de los atributos constituyentes de la 4ta Revolución Industrial, que son la Instantaneidad y la Virtualización, implican contar con una confiable red capaz de soportar grandes cantidades de datos en tiempo real. Con ello, se consigue garantizar la monitorización remota y virtual de los procesos de producción con el fin de evitar posibles fallas, e incrementar los niveles de eficiencia en la producción.

“Actualmente, la tecnología que mejor soporta las exigencias que requieren estas soluciones es la fibra óptica. Respecto a su capacidad de transferencia, puede soportar hasta 400 Gbps sin interrupciones y a una muy baja latencia. También destaca su alcance, de hasta 20 km de distancia para algunas aplicaciones, sin la necesidad de replicar con otros equipos”, detalla Denys de Souza Scheiner.

Es un hecho que la Cuarta Revolución Industrial está cambiando drásticamente las antiguas formas de concebir el mundo, representando uno de los saltos tecnológicos más importantes que haya presenciado la humanidad en toda su existencia, y sus proyecciones, al menos en el corto plazo, apuntan a hacer los procesos de producción cada vez más rápidos, eficientes e instantáneos.

En este escenario, la principal demanda de las empresas que exploten este nuevo paradigma será contar con infraestructuras cada vez más robustas, escalables y estables. Para conseguirlas, la opticalización se presenta como una decisión crítica e indispensable, y como señala el ejecutivo de Furukawa, “la necesidad de utilizar fibra óptica se relaciona directamente con la maduración de los procesos y tecnologías que implican la Industria 4.0, y eso sólo tenderá a incrementarse en el tiempo”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO