COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Colombia) A medida que las empresas colombianas se familiaricen cada vez más con el concepto de computación en la nube, tanto actuales como nuevos proveedores de servicios beneficiarán de importantes oportunidades en el país. Las empresas se están inclinando hacia la computación en la nube  debido a su capacidad de convertir los gastos de capital (CAPEX) en gastos operativos (OPEX) y su disponibilidad de acceso a la información en cualquier lugar – en cualquier momento. Además, ayuda a crear un entorno flexible, en el que las empresas pueden aumentar o disminuir la infraestructura de acuerdo a sus necesidades.

Nuevo análisis de Frost & Sullivan, Analysis of the Colombian Cloud Computing Market, considera que el mercado obtuvo ingresos de $ 44.6 millones en 2013 y se estima que alcanzará $ 196.6 millones en 2017. Aunque la infraestructura como servicio (IaaS) y software como servicio (SaaS) seguirán representando más del 90 por ciento del mercado colombiano de computación en la nube hasta el 2017, plataforma como servicio (PaaS) está empezando a encontrar un punto de apoyo firme en el mercado.

A pesar de que las empresas entiendan el valor de la computación en la nube,  todavía tienen preocupaciones en relación a la pérdida de la seguridad de los datos a la hora de tercerizar. La falta de centros de datos locales preparados para gestionar la computación en la nube es otra causa de aprehensión, que se intensificó después de la revelación de espionaje de datos en los Estados Unidos.

“Las empresas con centros de datos internos prefieren mantener su core business in-house, pero se espera que esta forma de pensar cambie tras la firma de la ley 1581 por el gobierno colombiano, que exige el establecimiento de normas para la protección de los datos personales”, explica Guilherme Campos, analista de industria de Frost & Sullivan. “Por otra parte, la construcción de nuevos centros de datos locales empujará las empresas locales a enviar sus datos a la nube”.

Otro reto importante para los proveedores de servicios en la nube es la resolución de los problemas de integración de los clientes. Para una migración sin complicaciones, es de vital importancia que los proveedores de nube asesoren y ayuden sus clientes a pasar de manera fluida de sus sistemas heredados a la nube.

“En este contexto, los proveedores de nube deben estar listos para ofrecer soluciones de nube híbrida”, señala Bruno Tasco, analista de industria senior de Frost & Sullivan. “Muchas compañías y PME están considerando el uso de soluciones en la nube, pero la mayoría todavía no tiene un proveedor de nube preferido, lo que se traduce en considerables oportunidades para los proveedores de servicios”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO