COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Colombia) Cuando hace unos años en Colombia se empezó a hablar de masificar la banda ancha, los operadores prepararon sus redes para que los colombianos pudieran sacarle un mayor provecho a Internet. Los estudios realizados por esa época les indicaron que debían manejar canales ópticos con una capacidad típica de 2,5 y de 10Gbps para crecer. No obstante, y previendo el crecimiento que Internet podría tener, algunos operadores decidieron dimensionar capacidades por canal de hasta 40Gbps.

El crecimiento que tienen las conexiones a Internet en Colombia (de 2,2 a más de 6 millones en menos de dos años) y su cada vez mayor exigencia de uso en temas como redes sociales o consumo de video, no solo llevó a que muy pronto esos canales existentes se quedaran cortos, sino que hoy incluso los de 40Gbps parecen ser insuficientes en un horizonte cada vez más corto.

Con la ayuda de Alcatel-Lucent, los operadores colombianos se convirtieron en los primeros en Latinoamérica en probar canales de 100Gbps. “Alcatel-Lucent, como uno de los principales socios tecnológicos de los operadores en Colombia, fue invitado por los operadores a realizar pruebas para incorporar nuevos canales de 40Gbps en redes de transporte de producción, las cuales tienen características limitadas en las redes de fibra óptica pues han sufrido el paso de los años y presentan difíciles condiciones de operación. Las pruebas realizadas no solo permitieron comprobar la viabilidad de implementar más canales de 40Gbps -sin necesidad de dejar canales de guarda, que reducirían la capacidad de la red de transporte- sino que también resultó exitosa con canales de 100Gbps”, explica Wilmar Ochoa, líder del área Industrias Estratégicas para Alcatel-Lucent Colombia.

El representante de la firma proveedora de servicios e infraestructura para operadores de telecomunicaciones destacó que “las pruebas realizadas confirman la llegada al país de una tecnología que solo está al servicio en países muy desarrollados tecnológicamente y su importancia radica en que puede llevar a cualquier operador a potenciar su red aumentando su capacidad máxima actual las veces que necesite, con un plus adicional y es que no importa sobre qué proveedor de red de transporte óptico está montada la red actual, pues la tecnología desarrollada por Alcatel-Lucent le permite ampliar la capacidad de la red sin importar sobre qué proveedor haya sido construida”.

Ochoa agrega además que “de esta manera, los principales actores del mercado de transmisión de datos a nivel nacional, no solo se asegurarían de tener la capacidad para responder a las necesidades actuales del mercado, sino que evitarían tener que hacer mayores inversiones pues pueden crecer en forma exponencial edificando sobre lo que hoy tienen construido”.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO