COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace menos de una década resultaba imposible creer que cualquier persona podría operar funciones básicas del hogar, como asegurar que las puertas estén cerradas o monitorear la seguridad de niños y personas mayores, gracias a su celular.

Los avances tecnológicos han permitido que estas herramientas sean accesibles a más personas y su demanda vaya en aumento. Las cifras de uso han ido creciendo en Europa y Estados Unidos donde entre un 15% y 18% de los hogares respectivamente, ya usan algún tipo de dispositivo que ayuda a manejar la seguridad o artefactos del hogar a distancia.

En Chile, si bien no hay cifras que expliquen la penetración del fenómeno, cada vez más usuarios se atreven a automatizar sus hogares. Una de estas herramientas es Ozom, que permite controlar distintos dispositivos a través del smartphone, tablet o notebook.

El sistema, que sólo requiere internet fijo en el hogar (mínimo de 2 MB de subida), cuenta con un módulo central llamado Ozom Box que funciona como un “cerebro” y que permite conectar los distintos dispositivos de la marca que el usuario necesite mediante una aplicación que se descarga gratuitamente.

Las funcionalidades de los productos que ofrece esta línea son variadas y también están pensadas para la empresa u oficina. Cuenta con ampolletas LED, enchufes inteligentes; cerraduras digitales para las puertas; sensores de movimiento, presencia, temperatura, monóxido de carbono, agua, dispositivos para el riego del jardín y cámaras de interior y exterior entre otros.

La tecnología que ofrece Ozom otorga al usuario opciones de monitoreo y programación de acciones habituales, entregando seguridad sobre cómo está funcionando el hogar. Por ejemplo, si la persona no recuerda si apagó la cocina antes de salir, el sensor de humo activará una alarma y notificará al usuario ante cualquier eventualidad que registre, dando la opción de llamar a bomberos y entregar el aviso con prontitud.

En esa misma línea, los sensores de agua y CO permiten conocer en segundos alertas por derrame de agua y enterarte inmediatamente acerca de cualquier contaminación por monóxido de carbono, evitando situaciones de riesgo.

Del mismo modo, los enchufes inteligentes controlan los aparatos eléctricos menores, como cafeteras, hervidores o planchas, y cortándoles el flujo de corriente en caso de ser necesario, o encendiendo artefactos para hacer más cómodo el regreso al hogar, como la cafetera. Por otro lado, las luces Led permiten controlar la iluminación de los diferentes espacios del hogar a distancia, regulando su intensidad, simulando presencia, programándolas en grupo y generando sectores.

En tanto, para quienes son padres y a distancia quieren vigilar el estado de los niños, el sistema de monitoreo del hogar colabora en esta tarea. Las cámaras interiores permiten que los padres revisen vía streaming qué están haciendo sus hijos y quienes están a cargo de su cuidado. Además, si los niños son más grandes, cuenta con opciones para abrirles la puerta de entrada en caso de que olviden sus llaves, con la cerradura Smart a través de clave digital, llaves o del smartphone.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO