COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La artista Patricia Piccini, de Melbourne; el cirujano traumatológico Christian Kenfield del Hospital Royal de Melbourne y David Logan, investigador de colisiones del Centro de Investigaciones de accidentes de tránsito de la Universidad de Monasch crearon a “Graham”, una escultura que muestra la vulnerabilidad humana a las colisiones.

La escultura demuestra cómo seríamos los seres humanos si hubiéramos evolucionado para sobrevivir a los accidentes automovilísticos, de acuerdo a la Comisión de Accidentes de Transporte del estado de victoria, Australia.

Graham fue diseñado para formar parte de TOWARDS ZERO, una campaña de seguridad vial realizada en Victoria para concientizar a la población sobre los accidentes automovilísticos.

Vista esquemática de Graham
Vista esquemática de Graham

Se trata de una escultura interactiva y sería la “única persona capaz de sobrevivir a los choques”. No tiene cuello, lo que significa que no puede lesionárselo; su cara es plana y con deposito graso- para proteger la nariz y las orejas; posee airbags entre cada costilla y su piel es mucho más gruesa y resistente. A su vez las rodillas pueden doblarse en cualquier dirección.

La estatua fue construida con silicona, fibra de vidrio, resina y cabello humano. “Graham fue ideado para demostrar la susceptibilidad humana a las lesiones causadas por choques a altas velocidades. Los autos evolucionaron mucho más rápido que nosotros y Graham nos ayuda a entender por qué tenemos que mejorar todos los aspectos de nuestro sistema de carreteras para protegernos de nuestros propios errores”, explicó Joe Calafiore, jefe ejecutivo de la Comisión de Transporte de Victoria.

Graham será expuesto en la Biblioteca de Victoria hasta el 8 de agosto, después de lo cual viajará por todos los estados de Australia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO