COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde que la inteligencia artificial hiciera su espectacular entrada en Internet, pocos son los sectores que no se han beneficiado ya de ella. Y es que poder contar con la tecnología para resolver cualquier tipo de incidencia, sin tener que recurrir a ayuda humana, nos permite ahorrar enormes cantidades de tiempo, dinero y esfuerzo. Así son los chatbots, asistentes virtuales capaces de guiarte en el proceso de compra, resolviendo dudas e incidencias, permitiéndote hacer una reserva de manera instantánea, y ofrecerte todo lo que buscas con la versatilidad de un ser humano, pero con mayor rapidez y eficacia. Atención ilimitada y personalizada, 24 horas, 365 días al año.

En todo e-commerce, la relación con el cliente es tal vez lo más importante. Un cliente satisfecho es siempre un cliente fiel, y poder fidelizar clientes con herramientas inteligentes como los chatbots de Guschat puede dar un verdadero impulso a tu marca, logrando una estrecha vinculación con el usuario.

¿Pero cómo funcionan estos pequeños asistentes virtuales? Se trata de un software programado para establecer conversaciones automáticas y ofrecer todo tipo de información en base a interacciones previas: lo que se conoce con el término de machine learning. Un equipo de lingüistas y profesionales del diseño UX se encarga de alimentar a estos bots con un input cada vez más amplio de modismos, coloquialismos y regionalismos en castellano, de manera que estos bots puedan interpretar todo tipo de mensajes, con una velocidad y complejidad creciente.

Cada vez más sofisticados, los chatbots pueden además personalizarse a medida, humanizarse, para lograr una mayor vinculación emocional del cliente con la marca: darles un nombre, añadir herramientas de voz o fotografías, widgets o saludos personalizados. Los smartbots son capaces de aprender de toda interacción e implementarla, llegando a automatizar entre el 85 y 94% de tareas humanas. Los resultados se traducen en más de un 90% de incidencias resueltas, una mayor fidelización de clientes y alza de cotizaciones. Además, cuentan con multitud de plataformas donde donde interactuar con ellos: desde Facebook Messenger, Whatsapp, SMS, Correo electrónico o Twitter.

Adiós a las interminables llamadas a la teleoperadora, los chatbots están aquí para ofrecer ayuda inmediata y solventar todo tipo de cuestiones con una eficacia sorprendente. Su capacidad de aprendizaje y el realismo de las conversaciones nos disuaden de una vez por todas de creer estar hablando con un robot, de manera que durante todo el proceso el cliente puede sentirse atendido, escuchado y plenamente satisfecho. Y es que un cliente contento es siempre un buen cliente, y un buen cliente es un cliente que regresa.

Los chatbots con inteligencia artificial son a día de hoy una garantía de fidelización, que mejorará la imagen de tu marca y tu relación clientelar. Dos factores determinantes a la hora de hacer crecer tu e-commerce en el cada vez más complejo mundo del marketing digital.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO