COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No hace tantos años la venta a través de Internet parecía algo casi utópico y, por supuesto, nada rentable. La confianza del usuario se depositaba en la compra física y la posibilidad de pagar por un producto antes de poder ‘palparlo’ no era siquiera una opción.

Y lo que es cierto es que el modelo de venta por Internet continúa teniendo grandes desafíos que incluso a día de hoy no están totalmente desarrollados. Sin embargo, igual de cierto es que esta tendencia ha cogido una enorme fuerza en los últimos años y actualmente comprar por internet es la opción preferida por muchos usuarios, debido a que las múltiples ventajas que ofrece se anteponen a dichos desafíos. De hecho, podemos afirmar que nos encontramos ante un cambio de paradigma en lo que al modelo de venta se refiere. Tal es así que según un estudio de Online Business School con datos del Eurostat, actualmente, el número de españoles que compra a través de Internet ha aumentado un 12,5% respecto al 2010 y un 50% respecto del 2007 – el crecimiento es continuado y no muestra señales de desaceleración.

Además, esta tendencia parece estar justificada en profundos cambios de preferencias y de hábitos de compra – el internet ha conseguido democratizar el acceso a la información y no sorprende constatar que, según datos del último sondeo del comparador de precios Acierto.com, cerca del 90% de los españoles consultan y comparan precios en la web antes de decidirse a comprar un artículo. Asimismo, comprar por internet supone un ahorro de tiempo para el cliente a la hora de comprar y ofrece mayor transparencia en la información al usuario. Según datos de Idealo, comparando precios en Internet antes de efectuar una compra, los españoles pueden ahorrar una media de un 33,5 % – gracias a la compra por internet, los verdaderamente beneficiados serán los consumidores y usuarios, el acceso a la información y la comparativa de precios en tiempo real es una realidad a la que cualquier vendedor que quiera vender el año que viene debe adaptarse para sobrevivir.

En esta línea, el modelo de venta online, el ya famoso e-commerce, no es una opción y se presenta como una implementación obligada para las compañías de retail y, por supuesto, seguirá siendo la vía más lógica y sugerente de cara a las empresas de reciente creación. Y es que, a la hora de arrancar un negocio, siempre va a resultar más económico el entorno digital.

El e-commerce ha posibilitado la creación de varios modelos de negocio online estables: las Franquicias Virtuales, Negocios Multinivel Online, Plataformas PTC y de Navegación, Tiendas Online, Dropshipping (vender por internet productos sin tenerlos directamente), entre otros. Todos estos avances han precipitado el cambio de paradigma hasta el punto de que, a día hoy, cuatro de cada diez pequeñas y medianas empresas gestionadas por jóvenes nacidos después de 1980 ya vende a través de Internet. Además, según el estudio ‘Las pymes españolas en el ámbito online’, realizado por eBay, seis de cada diez pymes consideran que la digitalización es fundamental para el futuro de sus negocios.

Tomás Morán, CEO en The Kameleon Agency, afirma que hoy en día crear una tienda online es más fácil que nunca gracias a la tecnología. Día a día más empresas lanzan su tienda online y acceden a un mercado inmenso de clientes de forma sencilla gracias a plataformas de e-commerce como Shopify. Los mejores resultados para las empresas que se deciden a lanzar su tienda online se consiguen a través de una estrategia multicanal vendiendo a través de redes sociales y en los distintos marketplaces disponibles – ya no vale con vender solo en tu tienda online.

Esto implica que tanto las redes sociales como los marketplaces han cobrado una posición privilegiada como puntos de venta. En 2018, las pymes de la Comunidad de Madrid eligieron siete veces más que el año anterior las redes sociales para vender y, actualmente, el 34% lo hace a través de sus canales sociales como complemento de su estrategia e-commerce. Cabe destacar, dentro de las oportunidades que brinda el canal de venta online, el incremento de la visibilidad y la atracción de nuevos compradores, así como el aumento de las ventas, la relación con clientes más diversos y la internacionalización de los negocios.

Adicionalmente, la creciente confianza que se ha depositado en este sistema ha favorecido la expansión de lo que se conoce como el Business to Business (B2B) en el canal online. Es decir, no solo se encuentra en pleno crecimiento el comercio electrónico entre empresa y cliente, también está en alza el negocio entre empresas.

Las cifras de negocio online han sido extremadamente superiores en el canal B2B en comparación con el canal B2C. Sólo en 2017 la diferencia en el tamaño del mercado global fue un 257.4% según Statista; con una estrategia Direct to Consumer (D2C) las empresas pueden aprovechar este mercado todavía en desarrollo declara Morán, CEO en Kameleon Agency. Realmente depara un futuro prometedor para las empresas del sector. Todavía estamos a tiempo para subir a la ola del e-commerce.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO