COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De acuerdo con Gartner, 25 mil millones de objetos estarán conectados para 2020, y es en el mercado de consumo donde las empresas ven grandes oportunidades de crecimiento y desarrollo a través de aplicaciones innovadoras.

Pero nada ocurrió de un día para el otro, fue necesario que esta tecnología madurara para que las empresas se decidieran a hacer grandes inversiones y en algunos casos, cambiar el modelo de negocios de la compañía.  Un ejemplo conocido por todos es el sector automotriz; 43% de las fabricantes automotrices en Europa están produciendo vehículos conectados, mientras que un 53% está realizando I+D, o se encuentra en las etapas de diseño, implementación y pruebas.

Hoy en día, la tecnología IoT atraviesa numerosas industrias. Desde el sector público se contribuye a la planificación y construcción de ciudades inteligentes; en el sector de salud se diseñan dispositivos de monitoreo remoto para pacientes crónicos, que viven lejos de centros de salud o personas mayores ayudándolos a vivir de forma independiente por más tiempo. También se innova en la industria deportiva  con aplicaciones de entrenamiento y cuidado personal basadas en  dispositivos móviles.

Quizá estas sean soluciones que podemos percibir en la cotidianeidad, pero la Internet de las Cosas va más allá, incluso logrando un impacto en el medioambiente. Uno de nuestros proyectos junto con la Agencia de Protección Ambiental Brasileña (IBAMA), tuvo como objetivo salvar la selva amazónica de Brasil de la deforestación, para ello se instalaron módulos celulares en los árboles de la zona para detectar la tala ilegal. Otro de nuestros clientes en California está protegiendo las abejas mediante la integración de la tecnología IoT en las colmenas.

Las posibilidades con Internet de las Cosas son realmente infinitas. La base tecnológica para el despliegue de IoT ya existe y las tasas de adopción tenderán a incrementar. Según una encuesta de Accenture realizada en Estados Unidos, en los próximos 5 años casi dos tercios de los consumidores planean comprar un dispositivo para el hogar, y un 33% busca adoptar dispositivos de tecnología usable en este mismo plazo.

Cuando se trata de tecnología con acceso a información sensible, la seguridad de los datos es un tema clave a considerar. Para no desmotivar la amplia adopción de IoT, es necesario adoptar medidas que permitan la plena confianza del usuario. En este sentido, los elementos de seguridad integrados protegen la información sin restar usabilidad al producto.

Desde Gemalto hemos estado monitoreando los mercados mundiales y creemos que en 5 años el IoT va a formar parte de nuestras vidas en aspectos que sólo podemos soñar. Realmente va a cambiar la forma en que interactuamos con lo que nos rodea. El Internet de las Cosas se volverá omnipresente.

Por Carlos Romero, MKT Business Dev & Innovation LATAM de Gemalto

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO