COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque los fabricantes industriales se demoran un poco en su adopción de servicios basados en la nube y conectan sus sistemas heredados a las redes digitales, la visión de un vasto mercado de Internet de las Cosas (IoT) empieza a tomar forma.

Las aplicaciones de fabricación industrial generarán más de US$ 138 millones este año de tarifas de conectividad celular y satelital, según las previsiones de ABI Research. El mercado industrial IoT (IIoT) agregará más de 13 millones de nuevas conexiones inalámbricas y por cable en todo el mundo en 2017 a una base instalada de más de 53 millones de conexiones.

“Los costos de almacenamiento de datos y procesamiento de computación cayeron significativamente en los últimos años lo cual hizo posible la digitalización de equipos industriales para casi todos los negocios de manufactura”, dijo Jeff Orr, Director de Investigación de ABI Research. “Nuevas aplicaciones son posibles, incluyendo analítica predictiva, simulación digital de simulación de modelos, y ganar visión que permite nuevos modelos de negocio y fuentes de ingresos”.

La región de Asia y el Pacífico tiene la concentración más grande de nuevas conexiones de IIoT con más de cinco millones adicionales esperados en 2017. La oportunidad global continuará con el crecimiento durante los próximos cuatro años, con una previsión de 18 millones de nuevas conexiones de IIoT anualmente para 2021, aunque se espera una disminución en los ingresos relacionados con la conectividad, que se reducirá a US$ 122 millones en 2021.

La mayoría de las conexiones se realizan mediante despliegues de línea fija (DSL, módem de cable, Ethernet). Las conexiones inalámbricas representarán aproximadamente el 25% de las nuevas conexiones IIoT en 2017. En la fabricación industrial, las conexiones también aumentan el uso de tecnologías de baja potencia de área amplia (LPWA), que verán el mayor crecimiento en los próximos cuatro años para todos los tipos de conexión IIOT.

“Los fabricantes históricamente aislaron sus fábricas, plantas, sitios e instalaciones de las conexiones de datos, pero sigue habiendo oportunidades significativas para que estas organizaciones aprovechen los beneficios de una red digital y permitan conexiones por primera vez”, sostuvo Orr. “A medida que aumenten las conexiones, los fabricantes podrán extraer datos para su uso en aplicaciones analíticas y, en última instancia, ofrecer mejores comunicaciones a nivel de equipo para mejorar el flujo de trabajo”, concluyó.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO