COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Proyecto de Ley de Desarrollo de la Industria Satelital, presentado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner luego del lanzamiento del ARSAT-2 el 30 de septiembre, ya contaba desde comienzos del mes de octubre con media sanción del Senado.

Los ejes principales del proyecto consisten en declarar de interés público al desarrollo de la industria satelital como política de Estado y establecer la aprobación de un “Plan Satelital Geoestacionario Argentino 2015-2035”. Arsat ejecutará las acciones necesarias con el fin de implementar ese plan, que prevé la fabricación y posterior lanzamiento de ocho nuevos satélites en los próximos 20 años. Algunos de ellos serán para uso propio y otros serán plataformas para venta al exterior.

La Ley también establece la reserva preferencial de las bandas de frecuencias de 3G y 4G para ARSAT, correspondientes al lote que Arlink no pagó en la última subasta de espectro radioeléctrico. La iniciativa contempla la posibilidad de que la empresa estatal se asocie con prestadores regionales y cooperativas, municipios, organismos y sociedades del Estado para poder incrementar la oferta de nuevos servicios de telecomunicaciones en el país.

La adjudicación de ese espectro a ARSAT generó polémicas en el mercado, ya que se preveía que iba a volver a licitarse para dar entrada a un nuevo jugador. De hecho, Cablevisión, del Grupo Clarín había mostrado interés en el recurso radioeléctrico para sumarlo a las operaciones de Nextel, adquirido por el grupo mediático aunque recibió la desautorización del regulador AFTIC.

La medida también establece que se requerirá el voto de los dos tercios del Congreso Nacional para la venta de acciones de clase “A” y de activos estratégicos. Esta opción pone un cerrojo político a iniciativas de privatización del operador estatal. Y a la liberación del espectro que quedó entre sus activos a partir de esta ley.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO