COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Después de varias posturas encontradas entre los consejeros y la dirección de Oi, además de amenazas de intervención en la empresa por parte del regulador, finalmente las dos partes parecen haber llegado a un consenso. El Consejo de Administración del operador, en su reunión de la semana pasada, aprobó las directrices que deben orientar el nuevo plan de recuperación de la empresa a ser presentado a la Asamblea General de los Acreedores, marcada para el 23 de octubre.

Las directrices atienden, en gran medida, a las posiciones que venían siendo defendidas por la dirección de la empresa. Los términos definitivos del nuevo plan todavía se están construyendo y serán comunicados al mercado el próximo miércoles 11, fecha final para su presentación.

Según fuentes que acompañan las negociaciones del nuevo plan de Oi, las directrices aprobadas implican cinco puntos importantes:

1) Capitalización de la empresa de, por lo menos BRL 6.000 millones (US$ 1.892 millones) de dinero nuevo, siendo suscriptos por los accionistas. Otros BRL 3.000 millones (US$ 946 millones) de aumento de capital serán obtenidos por medio de la conversión de deuda en equidad, totalizando BRL 9.000 millones (US$ 2.839 millones).

2) Con esa capitalización, las inversiones del operador van a salir del promedio actual de BRL 5.000 millones al año a BRL 7.000 millones por año, en el próximo trienio (2018/20).

3) Las inversiones adicionales en Oi van a priorizar la implantación de redes ópticas en las ciudades (FTTH), aumento de la cobertura 4G, digitalización de la empresa y mejoras en el área de Tecnología de la Información.

4) Con la reducción del apalancamiento de la compañía, la deuda pasa a situarse en un nivel inferior a tres veces el valor del Ebitda;

5) El desarrollo del nuevo plan preserva la caja operativa de la compañía.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY