COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde hace tiempo, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) lleva adelante tratativas para dar por terminado el contrato que la une con el Departamento de Comercio de EEUU y comenzar a funcionar como un organismo privado. El traspaso está previsto para el 1 de octubre.

Sin embargo, ayer cuatro legisladores republicanos enviaron una carta a la administración del presidente de EEUU, Barack Obama, tratando de desbaratar la transferencia prevista, lo cual podría retrasar el traspaso.

ICANN es una organización encargada de organizar el tráfico de Internet en todo el mundo. En septiembre vence el contrato que tiene con el Departamento de Comercio de los Estados Unidos de gestión entre la entidad gubernamental y la ICANN y la intención es no volver a renovarlo.

Patrocinadores del sector privado avalan la transferencia y destacan la necesidad que el traspaso debe realizarse para mantener el apoyo mundial a Internet. Un retraso en la transferencia prevista podría conducir a una mayor fragmentación de Internet y una mayor participación de los gobiernos autoritarios en sus operaciones.

En agosto, el gobierno de Obama anunció oficialmente que retirará la supervisión básica de Internet de la ICANN, quien ha supervisado la mayor parte de las operaciones del día a día de Internet, con el gobierno federal actúa como respaldo.

A pesar de la movida de los legisladores republicanos, no está claro si tienen los votos para frenar el traspaso. Sin embargo, el asunto podría transformarse en un debate de alto perfil y alimentar las próximas elecciones presidenciales.

La carta de los legisladores republicanos aduce una serie de cuestiones sin resolver, que incluyen preocupaciones sobre la responsabilidad de ICANN, la posibilidad de que pudiera mudarse al extranjero, y cuestiones legales sobre si la transferencia equivale a una renuncia a la propiedad del gobierno que tiene que ser autorizada por el Congreso.

ICANN, que tiene responsabilidades importantes en el funcionamiento de Internet, se ha enfrentado a quejas de favoritismo en sus relaciones con algunas de las empresas líderes de Internet.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO