COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El catéter es un dispositivo médico muy utilizado en los ambientes hospitalarios, quizás es por eso que a veces pasa desapercibido que muchos pacientes necesitan utilizarlo en su día a día en su propia casa o trabajo. Un nuevo tipo de catéter busca hacer que la experiencia de utilizar uno sea más sencilla para las personas que lo utilizan.

La empresa CompactCath, de Sillicon Valley, creó un aparato de auto-caterización que es más compacto e higiénico de utilizar que un catéter regular.

El dispositivo, diseñado pensando en los problemas de incomodidad de insertar un catéter para orinar, viene en un envase que le permite estar enrollado hasta el momento de la inserción, por lo que ocupa menos espacio. La caja que lo contiene mide cerca de 6 centímetros y es opaca, por lo que puede transportarse fácilmente y con discreción.

El tubo del catéter está envuelto en una bobina, que permite que la persona pueda insertar el dispositivo sin la necesidad de tocarlo directamente con su mano, haciéndolo más higiénico. A medida que el tubo sale de la bobina, se lubrica, por lo que no es necesario utilizar de manera adicional un lubricante.

Al venir enrollado, se puede sacar la extensión necesaria y dejar el resto enrollado. Para vaciar la orina, solo es necesario abrir una válvula que funciona aunque parte del tubo siga enrollado.

De acuerdo a las estimaciones de la compañía, le negocio de la incontinencia está avaluado en US$2.000 millones y solo en los Estados Unidos hay medio millón de personas que deben usar catéteres cada vez que van al baño. Esto sin contabilizar a las personas que lo utilizan esporádicamente, por ejemplo, después de una cirugía.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO