COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Investigadores desarrollaron una vacuna que ayuda al sistema inmunológico a reconocer la proteína HER2 en las células de cáncer de mama. Su enfoque implica la creación de la vacuna a partir de células inmunes llamadas células dendríticas que se cosechan de cada paciente para crear una vacuna personalizada.

La desregulación e inhibición del sistema inmune contribuye al desarrollo del cáncer. Por ello, muchas estrategias terapéuticas tienen como objetivo reestimular el sistema inmunológico para reconocer las células cancerosas y “marcarlas” como blanco para su destrucción. En este marco teórico, los investigadores del Moffitt Cancer Center informaron que una vacuna de células dendríticas que se dirige a la proteína HER2 en las células de cáncer de mama es segura y estimula el sistema inmunológico que conduce a la regresión del cáncer de mama en etapa temprana.

Esta vacuna se basa en el hecho de que la proteína HER2 se sobreexpresa en 20-25% de todos los tumores de cáncer de mama y se asocia con enfermedad agresiva y mal pronóstico. Los investigadores han demostrado previamente que las células inmunes son menos capaces de reconocer y atacar a las células cancerosas que expresan HER2 a medida que el cáncer de mama progresa en una etapa más avanzada e invasiva. Esto sugiere que las estrategias que pueden reestimular el sistema inmunológico para reconocer y dirigir HER2 temprano durante el desarrollo del cáncer pueden ser opciones de tratamiento eficaces.

Con el fin de determinar si la vacuna de células dendríticas HER2 es segura y eficaz, los investigadores realizaron un ensayo clínico en 54 mujeres que tienen HER2 que expresan el cáncer de mama en etapa temprana. Las vacunas de células dendríticas se prepararon aislando células dendríticas de la sangre de cada paciente y exponiéndolas a fragmentos de la proteína HER2. A los pacientes se les inyectó una dosis de su vacuna de células dendríticas personales una vez por semana durante seis semanas en un ganglio linfático, en el tumor de mama o en ambos sitios.

Los investigadores informaron que las vacunas de células dendríticas fueron bien toleradas y los pacientes sólo experimentaron toxicidades de bajo grado. Los eventos adversos más comunes fueron fatiga, reacciones en el lugar de la inyección y escalofríos. También muestran que la vacuna fue capaz de estimular una respuesta inmune en la mayoría de los pacientes. Aproximadamente el 80% de los pacientes evaluables tenían una respuesta inmune detectable en su sangre periférica y/o en su ganglio linfático centinela donde su cáncer es más probable que se propague por vez primera. Es importante destacar que las respuestas inmunitarias entre los pacientes fueron similares, independientemente de la vía de administración de la vacuna.

Un paso más hacia la moderación de la expresión de la enfermedad.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO