COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si bien ya hace mas de un año Panamá esta criptonegociando, nadie percibía lo que acontecía por las características del negocio y la forma en que desarrolla un mercado en pleno crecimiento e invisible a los ojos de los empresarios tradicionales, donde los terminos como token, ICO, activo digital, criptografia, blockchain, criptoactivos, eran vocablos tomados de una película dirigida por algún loco futurista que cree en la democracia del dinero.

Pero todo tiene su lado positivo, los criptosicologos van a estar con mucho trabajo, al igual que los criptoasesores, e incluso es imaginable ver corriendo por la calle 50 a los banqueros corriendo para que les expliquen que son estos términos satánicos, que paso que nadie los puede regular, y comenzara el lobby por regular todo de lo que no se entiende. Ya algunos han preguntado si esta regulado respirar, y si podemos derogar la ley de gravedad. Nada que no allá ocurrido en el resto de los países donde la economía impulsada por la tecnología no este cambiando las reglas de juego.

Pero bien, lo cierto es que el primer fondo de inversión en el mundo en criptomonedas desembarcó en Panamá en busca de abrir un centro de operaciones (“hub) financiero latinoamericano desde este país y su principal responsable aseguró que es un “hecho” que desaparecerá el papel moneda en pocos años.

En una entrevista con Efe, Leigh Travers, presidente ejecutivo del fondo DigitalX, fundado en Australia hace cinco años, explicó que, asesorado por tres bufetes de abogados panameños, está pendiente de la aprobación de la nueva legislación que regule el negocio de monedas digitales en Panamá, que ya se da informalmente.

“Es probable que en agosto tengamos noticias”, consideró Travers, que explicó que de momento no ha sostenido un encuentro directo con los reguladores, pero resaltó que “el clima de inversión en Panamá es muy favorable, (y) las autoridades quieren incorporar las nuevas tecnologías” al sector financiero.

El Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá, despues de casi tres años de consultas y estudios previos, ha presentado un proyecto de ley para reformar la regulación del sector financiero con la incorporación del negocio de criptomonedas, las “fintech”, con el objetivo de habilitar al país como un centro financiero digital.

Para Travers, la oportunidad está en Panamá, por lo que dijo que está empeñado “a corto plazo, antes que termine 2018” en ofrecer un fondo de inversión en criptomonedas al amparo de las nuevas regulaciones que apruebe el país, para “velar por los intereses del inversor”, lo que asegura revolucionará el mercado financiero.

DigitalX es el primer fondo público en criptomonedas del mundo, inscrito en la bolsa de valores de Australia en 2014 con 9 millones de dólares australianos, “una experiencia que ofrecemos a Panamá en primer lugar, porque hay total transparencia, hay garantías, comenzando con dar educación al inversor” sobre los “activos no convencionales” en los que puede poner su capital.

De momento, el mercado de emisiones concentra unos 280 trillones de dólares en el mundo, de los que “apenas el 0,1 %” está en criptomonedas, pero “estas llegaron para quedarse y el sector bancario tendrá que incorporarlas, de seguro, si quiere seguir siendo viable”, sostuvo.

“El Gobierno panameño está mirando cómo participar, en el sector privado se busca atraer contratos de grupos financieros, y la gran cantidad de viajeros extranjeros que recibe el país, sumado a su gran potencial de uso de tecnologías de la información, lo hacen el primer sitio donde queremos expandirnos en Latinoamérica”, sostuvo.

Travers, un australiano graduado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reafirmó que “el dinero como lo conocemos desaparecerá, eso es seguro, y cuando se masifique las criptomonedas, para 2034, hasta la inflación se acabará, porque dejará de imprimirse papel moneda, que es una de sus generadores”.

Esta “revolución financiera”, reconoció, se enfrenta al rechazo inicial de multimillonarios como Warren Buffet, dueño de uno de los principales bancos tradicionales del mundo, Bill Gates o Mark Zuckerberg, porque está afectando a su modelo de negocio.

Con una buena legislación de protección a los inversores “el riesgo es el mismo que un tradicional fondo de inversión”, por lo que su recomendación es que el individuo que quiera poner su capital allí debe hacerlo mediante un fondo colectivo porque “disminuye el riesgo”.

Pero si insiste en hacerlo en solitario, le insta a tener al menos “dos firmas digitales para poder hacer movimientos bursátiles, saber quién le ofrece las criptomonedas, sacarlas de allí, guardarlas y protegerlas”, porque aún “es muy fácil” que un pirata informático pueda sustraerlas.

Travers, después de Panamá, tiene programado en los próximos seis meses examinar las condiciones de los mercados en Colombia, México, Perú, Brasil y Argentina.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UNA RESPUESTA