COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta crisis económico financiera que sacó a relucir la pandemia del coronavirus hace que todos estemos mirando otras opciones que no sea el dinero fiat al que estamos acostumbrados. Empezamos a ver cotizaciones en bolsa, bonos del tesoro, criptomonedas y otras formas de invertir dinero diferentes a las que conocíamos.

El comportamiento de las criptomonedas desde que se desató la crisis del coronavirus ha seguido el mismo patrón que el de otros activos, con una subida en febrero, una caída acusada en marzo y una recuperación posterior.

Ver más: ¿Porqué las monedas digitales de los bancos centrales generan tantas dudas?

El portavoz de eToro para España, Javier Molina, destaca, en declaraciones a Efe, que el bitcoin -la criptomoneda más utilizada- cotiza en mercados de futuros regulados y que, al estar descorrelacionado del resto del mercado, puede convertirse en una reserva de valor, un “oro digital”. En su opinión, “el bitcoin está en una fase inicial y muy prometedora”.

Bitcoin hoy está arriba, pero mañana puede estar abajo. Es muy difícil saber el precio de bitcoin en determinada fecha. La incertidumbre es la norma. Pero sí podemos hacer una predicción segura. Habrá altibajos.

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es la medida de intensidad de los cambios del precio en relación al promedio. Podríamos estudiar tres variables: El máximo, el mínimo y el promedio. Si la distancia entre estas tres variables es grande, estamos ante un activo volátil. Si la distancia no es muy grande, estamos ante un activo más estable. Claro que por lo general se usa el S&P 500 como referencia. Si los cambios superan los cambios habituales del S&P 500, hablamos de una elevada volatilidad. Si los cambios, por otro lado, son más estables que el S&P 500, estamos ante un activo menos volátil.

Ver más: Prosegur lanzó una solución de custodia de activos digitales

El analista de XTB Joaquín Robles señala, en declaraciones a Efe, que las criptomonedas siguen presentando los mismos problemas que antes de la pandemia y no pueden considerarse activos refugio en momentos de incertidumbre, una opinión que comparte el economista jefe de Allianz Global Investors, Stefan Hofrichter.

Hofrichter defiende que, si bien sus impulsores las consideran un activo refugio, no son “seguras” por su dependencia de un algoritmo, a lo que se suma su volatilidad.

La volatilidad normalmente se asocia al riesgo. De hecho, en muchos contextos, la volatilidad se presenta como sinónimo de riesgo.

Sin embargo, en la práctica, se estila asociar la volatilidad y el riesgo, sobre todo, para efectos de diseñar un portafolio de inversiones.

La volatilidad de estos activos hace que muchos inversores no se animen a invertir, aunque el consejero delegado de Eurocoinpay recuerda que también existen criptomonedas estables, que son activos digitales que aspiran a mantener un precio sin gran volatilidad, por ejemplo anclándolo al del dólar estadounidense.

Bitcoin, ¿es más seguro?

Bitcoin se suele presentar con un “refugio seguro” y una cobertura contra la inflación. Para muchos, incluso, es una inversión más segura que el euro, el dólar o los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Se habla de la caída del sistema financiero tradicional, el eventual colapso del dinero fiat y la revolución blockchain. Y se usa la palabra “riesgo” en una narrativa que presenta un futuro hipotético. Entonces, Bitcoin surge como un “refugio seguro” debido al riesgo sistemático del sistema actual.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO