COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La necesidad de las personas de permanecer en casa, ha llevado hasta a las personas más tradicionales y escépticas a buscar nuevas formas de resolver sus problemas y necesidades diarias: el home office y el e-commerce son un gran ejemplo de esto, pues han sido modelos de trabajo y negocio que estallaron en los últimos meses.

Algo parecido pasó con los servicios financieros, pues muchas personas se dieron cuenta que no es necesario trasladarse a sucursales bancarias para poder realizar las transacciones que hacen día a día, pues con los avances tecnológicos, podemos realizar la mayoría de acciones desde un smartphone y conexión a internet.

Ver más: Apple: ¿Por qué debería invertir en Bitcoin?

Es así como se ha dado el boom de la nueva economía digital, en donde tienen un papel muy importante las criptomonedas, que después de 11 años de la creación del primer bitcoin, han presentado un crecimiento impresionante en los últimos años, y esto se debe a que las personas cada vez descubren más las ventajas y aplicaciones del llamado dinero del futuro.

Desde un punto de vista técnico, las criptomonedas que seguro has escuchado, como Bitcoin o Ether, son excelentes medios de cambio al tratarse de un activo 100% digital, seguro y rastreable. Sin embargo, las fluctuaciones en su valor han provocado que muchas personas no se atrevan a comprobar su potencial.

Es por eso que surgieron las stablecoins, que son criptomonedas diseñadas para replicar el valor de monedas fiduciarias como el dólar o el euro, éstas permiten a los usuarios transferir valor a nivel internacional, de una forma barata y rápida, manteniendo la estabilidad del precio. Increíble, ¿no crees?

Hablaría también de que estas monedas nos dan acceso a ahorrar en la moneda que queramos. No todos tenemos acceso a cuentas en dólares y las stablecoins y apps como la de Bitso nos permiten tener dólares tokenizados y resguardar  el valor de nuestro dinero en esta moneda.

Ver más: Cryptoeconomy: Cómo comprar y vender bitcoin en un cajero automático

“El tipo de stablecoin más popular hoy son las que están respaldadas por dinero fiduciario  con una conversión 1:1. También las denominamos stablecoins colateralizadas mediante fiat. Un emisor central mantiene una cantidad de dinero fiduciario en reserva, y emite una cantidad proporcional de tokens en el blockchain. Es decir, por cada token de estos stablecoins existe un dolar en la cuenta custodiada por el emisor central. En Bitso tenemos varias de estas stablecoin disponibles para nuestros usuarios en México, Argentina, y próximamente Brasil” Comentó Abraham Cobos, Crypto Catalyst en Bitso, plataforma de criptomonedas con más de un millón de usuarios.

Este tipo de stablecoins tienen una gran ventaja, pues, la liquidez en el mercado no se vuelve un problema, ya que el emisor puede estar en posesión de un millón de dólares, y distribuir un millón de tokens con un valor de un dólar cada uno. Los usuarios podrán intercambiarlos  libremente, tal como harían con tokens o criptomonedas, y, en cualquier momento, tendrán la posibilidad de intercambiarlos por su cantidad equivalente en USD.

La ventaja principal de estas monedas estables es su potencial para proporcionar un medio de intercambio que complementa los beneficios que ya están brindando las criptomonedas. Al actuar contrarrestando la volatilidad, las stablecoins ya están desempeñando un papel muy importante en la integración de las criptomonedas con los mercados financieros tradicionales.

 Esto es muy importante, pues estos dos mercados existen como ecosistemas separados con muy poca interacción y es así como plataformas como Bitso alrededor del mundo, se están convirtiendo en puentes que están uniendo la economía tradicional con la digital.

Se trata de una forma más estable de criptomoneda disponible, mismas que ya están teniendo gran participación en los mercados de préstamos y créditos que, hasta ahora, han estado dominados exclusivamente por monedas fiduciarias emitidas por el gobierno.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO