COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Samsung ha sido pionero en el desarrollo de cámaras para teléfonos inteligentes, tanto en hardware como en software, con Galaxy Note 8. El equipo es el primer smartphone con dos cámaras traseras de 12 megapíxeles con estabilización de imagen óptica (OIS, por sus siglas en inglés) y teleobjetivos.

Gracias a sus capacidades de enfoque óptico (zoom) de 2X y digital de 10X, las imágenes resultan extra nítidas, incluso cuando se quiere capturar imágenes a larga distancia o en condiciones con poca iluminación. Además, las nuevas funciones de Live Focus (foco en vivo) y Dual Capture (captura doble) ofrecen a los usuarios un control más creativo para sus fotografías.

¿Cuáles son los beneficios de una cámara doble?

Como su nombre lo sugiere, la cámara se compone de dos lentes separadas, una de gran angular y otra de teleobjetivo, con sus respectivos sensores de imagen óptica, que funcionan simultáneamente, complementándose. La cámara con la lente de gran angular funciona más o menos como una cámara tradicional. En cambio, la segunda cámara, con lente de teleobjetivo, añade elementos a la imagen que no se pueden capturar con el primer sensor. Cuando las imágenes de ambas cámaras se combinan, el usuario obtiene una fotografía súper clara y de calidad profesional, ya que esta tecnología le otorga más profundidad al fondo.

¿Es necesario enfocarnos en el enfoque?

Gracias al enfoque óptico 2X, la cámara doble de Galaxy Note 8 logra capturar fotografías claras donde el individuo (u objetivo) parece más cercano, sin necesidad de ampliar ninguna porción de la imagen. La función óptica es la que afina los detalles a distancia, por lo que no arriesga la calidad de la imagen final –aunque el objetivo esté muy lejos.

El lente rápido gran angular F1.7 con tecnología de doble pixel junto con la lente de teleobjetivo F2.4 detectan inmediatamente y con precisión el objetivo que el usuario desea enfocar, lo cual permite conseguir imágenes más claras y brillantes instantáneamente –incluso en ambientes con poca luz o para objetos en movimiento.

Samsung ofrece Live Focus: una función que le permite al usuario ajustar el efecto bokeh (un filtro estético que hace borroso el fondo al desenfocar los planos más alejados) para imitar la profundidad de las imágenes producidas por cámaras profesionales. Además, los usuarios tienen control total sobre la intensidad de este efecto, tanto antes de sacar la foto en vista preliminar, como después de haber capturado la imagen.

Aunque muchos usuarios prefieren que sus objetivos se destaquen del fondo que los rodea, a veces el segundo plano es igual de importante. El modo de doble captura activa simultáneamente ambos lentes, el gran angular y el teleobjetivo, para capturar dos imágenes. Después, los usuarios pueden acceder a ambas versiones, de primer plano y con ángulo amplio, en la aplicación Galería.

Igual de importante, Galaxy Note 8 porta una cámara frontal de 8 megapíxeles con autoenfoque de F1.7, perfecta para imágenes nítidas y videollamadas de la más alta calidad. Y, con su Smart Auto Focus (Autoenfoque Inteligente) detecta los rostros en la toma para agudizar cada detalle, incluso en condiciones con poca luz o en movimiento.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY