COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una de las principales consecuencias de la pandemia por Covid-19 es que las empresas han tenido que adaptarse a una cantidad significativa de usuarios remotos, entre ellos empleados teletrabajando y proveedores externos que funcionan como empleados y que necesitan acceder a los sistemas críticos de las organizaciones.

En un entorno cada vez más conectado, asegurar el acceso a los usuarios remotos es un elemento crítico de las estrategias de continuidad de negocio.

De acuerdo a un estudio de CyberArk, líder mundial en gestión del acceso con privilegios y partner de Soluciones Seguras sobre proveedores externos, el 90% de las empresas confían en proveedores externos para acceder a sistemas internos críticos, y el 72% de las organizaciones consideran el riesgo asociado al acceso de terceros como uno de sus 10 mayores riesgos de seguridad.

“La forzosa implementación inmediata de teletrabajo y acceso remoto que las empresas han hecho, puede haber dejado puertas abiertas que los atacantes ahora mismo están buscando. Es importante tomar un paso atrás, analizar cómo se implementó el acceso remoto, y buscar asegurar todos los métodos de entrada para evitar un ataque que se pudo haber evitado”, expresa Eli Faskha, CEO de Soluciones Seguras.

Desafíos de seguridad y transformación digital que enfrentarán las empresas post COVID-19

“Las empresas deben acelerar la transformación digital para sobrevivir después de la cuarentena”

“Fake news” y coronavirus: una combinación perfecta para generar ciberataques

El aumento de usuarios remotos tanto empleados como proveedores externos conlleva la gestión de ciertos privilegios para acceder a los sistemas de las organizaciones,  por lo que es primordial que las empresas adopten una estrategia de seguridad para el uso de cuentas privilegiadas y el acceso a la información y recursos corporativos para reducir el riesgo de ciberataques.

Sin embargo, no todos los privilegios de los trabajadores remotos son iguales.

CyberArk ha identificado 5 tipos de trabajadores remotos que a menudo requieren privilegios elevados para los sistemas  y a los que las empresas deben prestarle especial atención:

  1. Empleados remotos de empresas de TI o de seguridad:Estos usuarios incluyen personas como administradores de dominio, administradores de red y otros que generalmente acceden a sistemas internos críticos desde el interior de la oficina, pero que ahora podrían hacerlo de forma remota. Identificar los niveles precisos de acceso que necesitan los empleados remotos de TI y seguridad e implementar los derechos de privilegios mínimos para garantizar que solo tengan acceso a lo que necesitan es crítico.
  2. Proveedores de hardware y software de terceros:Los proveedores externos de hardware y software, incluidos los proveedores de servicios de TI y el soporte de la mesa de ayuda contratado, a menudo brindan servicios remotos y mantenimiento que requiere privilegios elevados. Por lo general, estos tipos de proveedores demandan acceso a nivel de administrador para realizar tareas en cualquier variedad de servidores o bases de datos de Windows o Linux y se les pide que realicen parches, actualizaciones del sistema y más.

Cada uno de ellos actúa esencialmente como administrador de nivel de dominio y, por lo tanto, puede causar estragos en el entorno si no se supervisa y se aprovisiona adecuadamente. Es importante asegurarse de que todos estos usuarios estén identificados y tengan el acceso correcto aprovisionado.

  1. Proveedores de la cadena de suministro:En algunas empresas, es común recurrir a proveedores especializados de la cadena de suministro. Estos usuarios remotos a menudo tienen acceso a la red para monitorear el inventario en organizaciones minoristas o de fabricación.

Es posible que estos proveedores no sean los primeros en venir a la mente porque no están calificados como administradores, pero los proveedores de la cadena de suministro tienen accesos que los atacantes malintencionados podrían aprovechar de manera peligrosa o convertirse en un problema grave debido al mal uso interno inadvertido.

  1. Empresas de servicios:Las compañías de servicios que realizan tareas departamentales como legal, relaciones públicas y nómina pueden requerir acceso a aplicaciones comerciales específicas para ser eficientes. Es importante identificar este tipo de usuarios y aplicar el principio de privilegio mínimo para asegurarse de que no obtengan acceso a nada fuera de su alcance o retengan el acceso por más tiempo del que lo necesitan. No tendría mucho sentido práctico que una compañía de servicios legales tenga acceso a la información de la nómina; todo lo que haría sería aumentar el riesgo potencial.

Identificar quién tiene acceso a estas aplicaciones es muy importante y minimizar la capacidad de moverse lateralmente de una aplicación comercial a la siguiente puede ser la diferencia entre una violación de datos y el negocio como de costumbre.

  1. Consultores externos:Los consultores de negocios y TI a veces necesitarán acceso privilegiado para ser productivos en los proyectos para los que están contratados, pero solo deben tener ese acceso durante el período de tiempo para el que están contratados. Estos tipos de proveedores son temporales por naturaleza y, a menudo, solo requerirán acceso durante días, semanas o meses a la vez mientras realizan sus tareas. Sin embargo, dentro de ese período de tiempo, los consultores externos a menudo recibirán un acceso amplio a ciertas áreas del negocio.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO