COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En una sesión especial de la Comisión de la Banda Ancha de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible celebrada durante el World Economic Forum en Davos, se ha entablado un nuevo diálogo mundial centrado en lograr poner en línea a los próximos 1.500 millones de personas que no están conectadas.

La sesión formaba parte de los esfuerzos de la Comisión destinados a dar un impulso y convencer a los dirigentes mundiales para que la conectividad de banda ancha se situara en lo más alto de la agenda global. La reunión acogió no sólo a las principales personalidades de la Comisión de la Banda Ancha, sino también a destacados dirigentes de los gobiernos, la industria y el sector financiero, incluido el Banco Mundial.

En un nuevo Documento para la Discusión elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) como contribución a la labor de la Comisión y presentado durante la sesión, se calcula que conectar a los próximos 1.500 millones de personas en todo el mundo requerirá una inversión de US$ 450.000 millones en infraestructura de red.

[blockquote]Sólo 3.200 millones de personas disponen en la actualidad de acceso en línea, mientras que 4.200 millones siguen sin estar conectadas.[/blockquote]

Los principales motivos de la falta de conectividad son:

  • Infraestructura
  • Servicios asequibles
  • Calificaciones en línea
  • Contenidos digitales apropiados.

La sesión culminó con la presentación de una Declaración Conjunta del grupo titulada Colaborar para ofrecer acceso a Internet a los próximos 1.500 millones en 2020. En la Declaración se observa que sólo 3.200 millones de personas disponen en la actualidad de acceso en línea, mientras que 4.200 millones siguen sin estar conectadas. En los 48 países menos adelantados identificados por las Naciones Unidas, la penetración de Internet es inferior al 10%, cayendo hasta el 2% en seis de los países más desfavorecidos del mundo.

En la Declaración Conjunta se pide un esfuerzo concertado a escala mundial para conectar a Internet al 60% de la población mundial para el año 2020, con arreglo a la Agenda Conectar 2020 de la UIT, acordada por los 193 Estados Miembros de la Unión en 2014.

También se destaca la importancia de esforzarse por dar un acceso suficiente, de manera que todos los conectados puedan beneficiarse al máximo del potencial que ofrece el mundo en línea. En la actualidad, según se observa en la Declaración, sólo el 5% de los idiomas del mundo están representados en línea, se calcula que unos 781 millones de adultos son analfabetos, y 100 millones de niños no han tenido acceso a una educación primaria completa – creándose así grandes bolsas de “excluidos digitales”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO