COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

América Latina se encuentra en pleno proceso de incorporación de la tecnología móvil 4G LTE. A junio de este año, existían en la región 53 redes LTE en 18 mercados, y otros 18 tendidos en 11 territorios de la Cuenca del Caribe. Sin embargo, estas redes aún cuentan con pocos usuarios. De un total de 731 millones de clientes de telefonía celular, de acuerdo con datos de Ovum, el 54% (396 millones) utilizan redes GSM (2G), otros 299 millones (41%) acceden a servicios móviles vía 3G (HSPA) y 22,5 millones (3%) aprovechan las velocidades de LTE. El resto, 7,4 millones, aún se comunica mediante CDMA.

No obstante, la rueda de la evolución tecnológica no se detiene. Y varias empresas y operadores comenzaron a hablar de 5G. Por ejemplo, Ericsson y ZTE ya realizan distintas pruebas de laboratorio para observar el comportamiento de la tecnología. A su vez, organismos como el regulador británico Ofcom llamó las primeras consultas públicas sobre el tema. Entre los más precoces figuran Huawei y el operador ruso MegaFon, quienes firmaron un memorando de entendimiento para desarrollar 5G con planes de un despliegue de redes de prueba para brindar cobertura al Mundial FIFA 2018, que se desarrollará en Rusia.

Ahora bien, se debe destacar que el estándar 5G no existe en la actualidad. Y que la denominación “5G” es de tipo comercial, ya que no refiere a un nombre específico de tecnología, al igual que 2G, 3G o 4G. La encargada de aprobar el estándar es la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), quien ha establecido que antes del año 2020 deberán oficializarse las especificaciones para esta tecnología, a la que denominó IMT-2020.

[blockquote]Se debe destacar que el estándar 5G no existe en la actualidad.[/blockquote]

El organismo cobija las nuevas tecnologías móviles bajo el nombre IMT (IMT: International Mobile Telecommunication), no obstante, las IMT no son un estándar en sí mismo, sino que componen un conjunto de especificaciones y requerimientos que los estándares deben cumplir.

Cronograma IMT-2020

Fuente: UIT

Colaboración en estándares

Son varios los organismos que promueven los estándares para los servicios móviles. Uno de los más destacados es el 3rd Generation Partnership Project (3GPP), que congrega une a siete organizaciones de desarrollo de estándares de telecomunicaciones (ARIB, ATIS, CCSA, ETSI, TSDSI, TTA y TTC). Allí se provee de un entorno estable para producir los reportes y especificaciones que definen las tecnologías 3GPP. Estas tecnologías alcanzan los servicios móviles, incluyendo el acceso de radio, las redes de transporte núcleo y capacidades de servicio (incluyendo códecs, seguridad y calidad de servicio).

En la definición del estándar 5G también colaboran entidades, como el 5GPPP, 4G Americas, 5G Forum, Metis, 5G MF, entre otros.

¿Qué es 5G?

Los proveedores de tecnología indican que 5G constará de redes muy diferentes a sus predecesoras: brindarían 1 Gbps de velocidad de manera uniforme y apoyarán tasas de datos de al menos 10 Gbps y hasta 50 Gbps para usuarios de baja movilidad. De todas formas, no hay definido un espectro radioeléctrico donde correrán estas comunicaciones. Durante estos días -del 2 al 27 de noviembre- tiene lugar en Ginebra, Suiza, la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones, organizada por la UIT (CMR15). Allí se examinará y revisará el marco reglamentario internacional para las radiocomunicaciones, considerando la evolución de las TIC. Asistirán más de 3.000 participantes, en representación de más de 160 de los 193 Estados Miembros de la UIT. También participarán en la Conferencia unos 100 observadores de entre los 700 miembros del sector privado de la UIT, junto con organizaciones internacionales. Es probable que en esa conferencia mundial comience a develarse qué espectro utilizará 5G.

En términos de servicios, el objetivo de 5G estaría orientado a potenciar el concepto de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés). La mayor velocidad y menor latencia del servicio está apuntada a mejorar las conexiones móviles de una mayor cantidad de dispositivos que interactuarán entre ellos mediante distintas aplicaciones y plataformas.

José Otero, director para América Latina y el Caribe de 4G Americas, señaló a TyN Telcos que algunas aplicaciones de 5G pueden preverse, pero muchas surgirán en tanto que la industria avance, o existirán para aprovechar los beneficios de las nuevas capacidades de red. Entre los puntos que podría incorporar 5G se encuentran:

  • Acomodar el tráfico creciente en escasez de frecuencias de espectro radioeléctrico
  • Escalar Internet de las Cosas (IoT)
  • Realidad aumentada
  • Aplicaciones de telesalud y telemedicina (alta resolución, tiempo real)

De todas formas, Otero explicó que LTE continuará con su expansión y desarrollo más allá de 2020, incluso aunque se desarrollen nuevos estándares para 5G. La actual tecnología 4G seguirá siendo mejorada en LTE-Avanzado durante el resto de la década. Varias de estas mejoras vendrán a través de inversiones incrementales en la red y dado el nivel de inversión que requiere la infraestructura inalámbrica, y que los servicios para los usuarios deben tener el menor costo posible, los operadores deben apalancar y maximizar las inversiones realizadas.

En este escenario, el directivo explicó que 5G eventualmente jugará un rol importante, pero debe ser agendada en forma apropiada para que el salto en capacidades justifique la nueva inversión. Y agregó que muchas de las características planeadas para 5G serán implementadas en la evolución de LTE-Avanzado, antes de que 5G esté completamente disponible.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO