COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Son muchos los que usan a diario una de las herramientas más útiles de Google: su traductor. Debido a su creciente efectividad no es frecuente buscar otras alternativas. Pero acaba de aparecer una que pone en aprietos a la popular herramienta de esta empresa estadounidense.

Se trata de DeepL, un servicio de traducción online creado por la empresa europea del mismo nombre. Para demostrar su potencial, sus creadores han realizado una encuesta con traductores profesionales en la cual estos usaban ambos traductores sin saber cuál era cual y daban su opinión.

Con este test a ciegas de textos traducidos con DeepL y otros traductores similares los resultados han sido sorprendentes. En la traducción del inglés al castellano DeepL sencillamente ha arrasado y se ha puesto muy por encima de los traductores de Google, Microsoft y Facebook. En la totalidad de los idiomas testeados las traducciones de DeepL se impusieron el triple de veces a las de los otros servicios.

DeepL ha construido en Islandia un superordenador que se sitúa en el puesto 23 dentro de la clasificación de los 500 más potentes del mundo. Esta máquina según la empresa cuenta con capacidad para procesar un millón de palabras por segundo.

DeepL puede usarse sencillamente entrando en su página web y pegando el texto que queremos traducir. Es capaz de trabajar con 42 combinaciones de idiomas.

Por el momento no existe la opción de traducir páginas webs completas, como si permiten algunos competidores, pero su web está optimizada para acceder a ella desde teléfonos y cualquier otro dispositivo móvil.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO