Eli Faskha, CEO de Soluciones Seguras
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mientras algunos países todavía luchan por aplanar la curva de contagios del coronavirus y otros se preparan para reactivar su economía, todos por igual tendrán que enfrentar las consecuencias de la primera pandemia del siglo XXI. Una de las más palpables, es la mayor demanda en los sistemas digitales y, por ende, presiones en los sistemas de ciberseguridad.

La implementación de operaciones remotas, una fuerza de trabajado dispersa y cambios en las cadenas de abastecimiento, han creado vulnerabilidades que antes no existían y que ponen a prueba los sistemas de seguridad informática.

El covid-19 aceleró los procesos de seguridad en todos los ámbitos

“Las empresas deben acelerar la transformación digital para sobrevivir después de la cuarentena”

Amenazas para su tienda online y cómo mitigarlas

“La Transformación Digital forzada que empresas han atravesado en los últimos meses, ha sido por la necesidad de llegar a su personal y sus usuarios de la mejor manera a sus manos. Como históricamente ha pasado en otras olas tecnológicas, la ciberseguridad a veces queda en segundo plano cuando la presión por lanzar servicios al público es mayor que nunca. Este es un momento crucial para que las empresas revisen todo lo que han hecho desde marzo, para revisar y asegurar cualquier brecha que sin intención se pudo haber abierto.”, dice Eli Faskha, CEO de Soluciones Seguras.

Los cibercriminales han aprovechado esta situación. Google reportó que, durante la semana del 6 al 13 de abril, detectó más de 18 millones de correos electrónicos diarios de malware y phishing relacionados con estafas Covid-19.

En Panamá, las estafas Covid-19 también han aumentado. Los expertos de Soluciones Seguras han detectado que a partir de marzo se han incrementado los ataques de phishing y malware, usando el Coronavirus como un vector de ataque tratando de engañar al usuario con aplicaciones y noticias falsas.

Se han incrementado los ataques a los servicios que han implementado las empresas y organizaciones para habilitar el teletrabajo que son estos en la actualidad de misión crítica y que en algunos casos se lanzaron sin los análisis necesarios de seguridad.

Por esa razón, las empresas deberán hacer cambios significativos para enfrentar el futuro con más certeza. Entre ellos podemos destacar:

  • Detección de riesgo más profunda: Las empresas se deberán enfocar en su capacidad tecnológica a  detectar amenazas, en formatos de trabajo remoto.
  • La comunicación y la respuesta de amenazas: Además de detectar las vulnerabilidades, los equipos de las corporaciones deberán crear planes para la respuesta a ataques y la comunicación a los equipos, que ahora son remotos, sobre todo en industrias que son críticas para el manejo de la pandemia, como la hospitalaria, dispositivos médicos, entre otras.
  • La seguridad en la cadena de abastecimiento: Además de pensar en la protección de los datos de los colaboradores, las empresas ampliarán sus acciones de seguridad a sus cadenas de abastecimiento, de manera que los encargados de seguridad deberán velar, no solo por los activos digitales, sino por la continuidad de toda la operación. El riesgo deberá manejarse de manera más integral.
  • Respaldo de los datos: En un entorno más digital, contar con un respaldo de los datos resiliente será vital, acompañado de soluciones que permita una recuperación rápida de los datos, sin impacto al negocio.
  • Entrenamiento para el equipo de trabajo: El equipo de trabajo remoto debe estar preparado para actuar cuando hay alguna ciberamenaza. La capacitación a los colaboradores será un parte central de la agenda de las organizaciones en el futuro.

Con casi 20 años de experiencia en la gestión de seguridad de redes, aplicaciones y telecomunicaciones, Soluciones Seguras es la compañía líder en ciberseguridad en Centroamérica. Con un equipo de profesionales del más alto nivel, certificados por los fabricantes más reconocidos de la industria de seguridad, es el Centro Regional de Entrenamiento Autorizado Check Point número uno en la región. Cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Guatemala y El Salvador, y clientes en otros países de Latinoamérica.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO