COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Científicos mexicanos desarrollaron una biopelícula que puede ayudar a la recuperación total de pacientes que han sufrido quemaduras graves u otro tipo de lesiones en la piel.

En un comunicado, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México detalló que la regeneración de tejidos a través de biomoléculas es una aplicación de la nanobiotecnología hecha a base extractos de algunas plantas y otros productos, en este caso del quitosán, subproducto de la industria pesquera.

Estas moléculas se introducen en una biopelícula que mediante su aplicación intrahospitalaria servirá para la regeneración de la piel, además de impedir la proliferación de hongos y bacterias, la cual es una causa común de complicación en pacientes con quemaduras.

La doctora Leticia Buendía González, profesora investigadora de tiempo completo en la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de México explicó que en los tratamientos tradicionales con gasas y curaciones se pierde la piel que está sana, en consecuencia se alarga la recuperación y regeneración de los tejidos.

“Como la biopelícula que está generando es biodegradable y adherente, los principios activos se van incorporando a fin de lograr la regeneración epitelial”, indicó.

Este desarrollo tecnológico se encuentra en su primera fase, se están generando los bioactivos a partir de sistemas de cultivos controlados.

“El cultivo in vitro nos ayuda a obtener una gran cantidad de biomasa pero con una producción homogénea de los compuestos, esto es fundamental para lograr la calidad deseada”, comentó la experta.

En paralelo, también están realizando las pruebas in vitro para comprobar los efectos de regeneración epitelial y antimicrobiana, en las próximas fases del proyecto de investigación se harán los estudios preclínicos y clínicos.

“En México tenemos numerosos recursos naturales que se pueden y deben aprovechar para mejorar la calidad de vida de la sociedad, pero fundamentado con la investigación y el desarrollo tecnológico, ya que pueden servir para aplicaciones que no hubiésemos imaginado”, agregó.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las quemaduras constituyen un problema de salud pública a nivel mundial y provocan alrededor de 180.000 muertes al año, de las cuales la mayoría se producen en los países de ingreso bajo y mediano.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO