COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De acuerdo con un nuevo reporte de la GSMA, los despliegues de redes 4G y de la tecnología M2M están listos para experimentar un rápido crecimiento en América Latina siempre y cuando los operadores puedan superar una serie de desafíos regulatorios y económicos. En este sentido, la organización pide un enfoque sostenible para las tecnologías.

GSMA estima que a marzo de 2015 existían 39 operadores con redes LTE activas en Latinoamérica, lo cual cubre 15 de los 22 países de la región. La primera red 4G de América Latina fue lanzada por Antel de Uruguay en diciembre de 2011. En el último tiempo, la cantidad de despliegues de redes 4G ha aumentado: el año pasado, otros 17 operadores lanzaron nuevas redes 4G, y otros 21 proveedores de servicio planean hacerlo en los próximos años.

A pesar de este fuerte crecimiento, LTE representó el 2,4 % del total de 683 millones de conexiones móviles que se registraron en la región durante el primer trimestre de 2015; una cifra menor al 8,4 % del promedio global. Esto significa que la migración a la tecnología 4G en esta región se está dando a un ritmo más lento que la migración anterior a 3G.

Según la organización, la lentitud en el progreso de esta tecnología se debe a varios factores, incluida la asignación insuficiente de espectro 4G adecuado, en especial la banda del dividendo digital de 700 MHz; las dificultades de despliegue de infraestructura a nivel municipal que cumpla los estrictos requisitos de cobertura actuales; y una situación macroeconómica desafiante, que ha desalentado a muchos suscriptores de actualizar sus equipos y servicios a la tecnología 4G.

Sebastián Cabello, Director de la GSMA para América Latina, explicó que los operadores móviles están invirtiendo miles de millones en la adquisición de licencias 4G y la construcción de la infraestructura 4G, a pesar de los desafíos que enfrentan tanto del lado de la oferta como de la demanda. Agregó que las empresas concretan inversiones a pesar de la disminución en ingresos tradicionales como el servicio de voz. Según el directivo, las nuevas redes 4G mejoran la calidad del servicio y serán fundamentales para universalizar el acceso a la banda ancha móvil en toda la región. Por este motivo, instó a los reguladores de la región a resolver las limitaciones que existen para el despliegue sostenible de la banda ancha móvil, con el fin de estimular la continuidad de las inversiones en redes 3G y 4G.

Según GSMA Intelligence, para 2020 la tecnología 4G representará el 28% de las conexiones móviles de Latinoamérica. Y se espera que las redes 3G, que hoy cubren casi el 90% de la población de la región, representen el 51% de las conexiones para ese mismo momento.

Los operadores móviles apoyarán la migración a las redes de banda ancha móvil (3G/4G) durante todo este período mediante un aumento en las inversiones de infraestructura. Se calcula que la inversión de capital de los operadores alcanzará casi los US$ 170.000 millones durante el período 2015 y 2020; un aumento del 16% frente a la inversión de US$ 106.000 millones que se realizó en los últimos seis años.

M2M

GSMA Intelligence estima que para fines de 2014 había 16,1 millones de conexiones celulares M2M en Latinoamérica, lo cual posiciona a la región en cuarto lugar a nivel mundial, después de Asia Pacífico, Europa y Norteamérica; en ese orden. Se espera que las conexiones M2M de América Latina registren un sólido crecimiento en los próximos años, con un aumento del 25% por año (CAGR) hasta 2020. Para ese año se alcanzarían un total de 62 millones de conexiones. En la actualidad, la tecnología M2M representa un 2% del total de conexiones de la región, pero se espera que aumente a un 7% del total para el año 2020.

Brasil es el principal mercado de tecnología M2M en Latinoamérica, con 9,9 millones de conexiones celulares M2M a fines de 2014, lo cual representa un 61% del total de conexiones celulares M2M de la región. La reducción que se aprobó el año pasado sobre el impuesto a las tarjetas SIM de dispositivos M2M no operados por personas ha servido de estímulo para el mercado brasileño, que registró una aceleración en los despliegues M2M en áreas como la telemática en vehículos y los medidores inteligentes.

Al respecto, Cabello comentó que un marco regulatorio que respalde la situación puede jugar un papel muy importante a la hora de estimular el despliegue y la adopción de aplicaciones y servicios M2M. En este sentido, explicó que los operadores de la región están proporcionando más que solo el componente de conectividad que es la base de la tecnología M2M. También desarrollan nuevos modelos comerciales en alianza con empresas locales públicas y privadas que pueden ofrecer soluciones M2M punto a punto para una amplia gama de mercados verticales.

Los datos de los informes se dieron a conocer durante el evento Mobile 360 Series, organizado por GSMA Latin America y que tiene lugar en Río de Janeiro.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO