COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las reacciones alérgicas surgen de una respuesta inmune inapropiada a sustancias inofensivas como el polen, el moho pelo de gato, maní, iniciadas por un grupo de células inmunitarias conocidas como el subconjunto TH2 o las células T “auxiliares” de tipo 2.

Hasta hoy no se podía distinguir entre las células TH2 causantes de la alergia de las células TH2 útiles que defienden  al organismo contra los patógenos.

La investigación realizada demostró que seis marcadores de superficie en dichas células que distinguen a las células TH2 causantes de las alergias.

Los científicos denominaron a las células inductoras de alergia TH2A, viendo que las mismas estaban presentes en 80 individuos alérgicos a una variedad de sustancias, incluyendo polen de los árboles, moho, ácaros del polvo doméstico y maní, pero no en 34 personas sin alergias.

Estas células produjeron múltiples moléculas de señalización inflamatoria y los investigadores observaron patrones de expresión génica únicos en células TH2A que implicaban vías que conducían a respuestas alérgicas.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO