COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Disney anunció que quitará todas sus películas de la plataforma de contenidos audiovisuales y lanzará dos servicios de streaming en los próximos dos años.

La compañía de entretenimiento también anunció la compra del 42 % de acciones de la compañía de streaming BAMTech en US$ 1.580 millones, que se suman al 33 % que ya poseía, con lo cual se hace con el control de la firma.

A su vez, Disney espera lanzar un servicio de streaming deportivo con ESPN a principios de 2018, donde ofrecerá contenidos de las principales ligas de béisbol, hockey y fútbol estadounidenses.

Ya para 2019 ofrecerá un servicio de streaming directo al consumidor bajo la marca Disney. Es a partir de ese año cuando dejará de distribuir sus películas en Netflix. El nuevo servicio ofrecerá en exclusiva a los suscriptores de Estados Unidos las nuevas películas de Disney y Pixar, que en 2019 prevén lanzar “Toy Story 4”, la secuela de “Frozen” y otros títulos.

La decisión de Disney implica un alivio anual de US$ 6.000 millones en el costo de licenciamiento que paga Netflix, aunque pierde contenido valioso de su catálogo.

El anuncio de Disney tuvo lugar en paralelo con la publicación de sus resultados fiscales, donde se resintieron los medios de comunicación del grupo, y especialmente su división de TV por cable, cuyo resultado operativo cayó un 23%, hasta los US$ 1.500 millones. El principal responsable fue ESPN, con altos costos de programación, bajos ingresos por publicidad y costos de despidos y finalizaciones de contratos. En abril pasado, ESPN anunció el despido del 10% de su personal como parte de su reestructuración para hacer frente a la caída de la audiencia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY