COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La industria de telecomunicaciones fue de las primeras en sentir los cambios disruptivos que generaron las plataformas tecnológicas. Los servicios over-the-top (OTT), como Skype, WhatsApp, por ejemplo, impactaron negativamente en ingresos tradicionales de los operadores, como las comunicaciones de larga distancia o los servicios de mensajes de texto. Netflix, otro OTT, avanza en el mercado de video bajo demanda y genera presiones sobre las redes de banda ancha de los operadores.

Varias telco han comenzado a incurrir en estas nuevas plataformas, pero de marca propia o, mejor dicho, de su propiedad. Para ello, deben recurrir a la modernización de infraestructuras y sistemas internos. Telefónica, por ejemplo, puso en marcha un proyecto de transformación multidisciplinar con el propósito de modernizar sus 7.000 sistemas heredados.

El CIO global de Telefónica, Phil Jordan, explicó que la empresa gastaba la mitad de sus activos en el mantenimiento de sus sistemas ‘legacy’ cuando entró a formar parte de la compañía en 2010. En la actualidad, el presupuesto asciende al 65%, pero no ya en mantener los programas ‘legacy’ sino en cambiar las aplicaciones de gestión.

Según publicó Computer World, Jordan aseveró que la transformación tecnológica afectará a todas las organizaciones. El ejecutivo explicó que si el negocio de una empresa está inmerso en la complejidad y su infraestructura TI se encuentra sumida en sistemas heredados es muy probable que acabe consumiendo todos sus recursos en el mantenimiento del estatus-quo del sistema. En ese sentido, los sistemas heredados representan un lastre para los negocios.

Jordan explicó que Telefónica llevó adelante un proceso masivo de transformación durante los últimos años para hacer frente a amenazas producto de la disrupción tecnológica. Explicó que sin un entorno tecnológico disruptivo y privados de experiencias digitales interesantes, el futuro de la industria telco está en peligro. De hecho, consideró que el 40% del negocio de Telefónica está en riesgo si no realiza un cambio en su modelo de negocio. El cambio consiste en ingresar a nuevos mercados verticales en expansión, con la búsqueda de nuevos socios estratégicos, aunque también deben mantenerse con el foco en sus productos principales. El cambio, básicamente implica tener relevancia en el mundo digital.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO