COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Es un hecho, los colombianos adquirieron el hábito de comprar por Internet. Según un estudio realizado por Google, en los últimos cuatro años en el país se incrementaron las búsquedas en línea con intención de compra en un 69%. Sin embargo, con el con el boom de las compras online, también crecieron los incidentes informáticos relacionados con compras en un 48%, afirma Axel Díaz, abogado experto en seguridad informática de Adalid.

Es que el ahorro en tiempo y dinero hacen que las personas cada vez más realicen sus compras por Internet. Según la Cámara de Comercio Electrónico, en 2017 las transacciones digitales aumentaron un 24% con relación al 2016 y se efectuaron más de 87 millones de transacciones durante el año pasado. Respecto al método de pago, Díaz explica: “El 57% de los colombianos que compran por Internet prefieren utilizar tarjeta de crédito. Esta preferencia está directamente relacionada con medios de pago que aceptan las plataformas virtuales, siendo la tarjeta de crédito la más utilizada por los comerciantes electrónicos, seguida por PayPal y tarjeta débito”.

Ropa, zapatos y artículos de moda son los más comprados por los colombianos a través de comercios electrónicos, seguido por dispositivos electrónicos, alimentación, belleza, viajes, eventos y telecomunicaciones. Las ofertas que se visualizan en diferentes portales son más que atractivas. El experto de Adalid enfatiza en la importancia de leer atentamente la descripción del producto, esto con el fin de no llevarse sorpresas desagradables al recibir la compra. También, recomienda leer los comentarios que hacen los usuarios sobre el vendedor, reconocer que la página de Internet sea la oficial y que cuente con el protocolo de seguridad https.

Respecto a dónde comprar, Díaz afirma que, si bien, existen cientos de comercios electrónicos, lo ideal es comprar en los más reconocidos, tales como: Amazon, Mercado Libre, Ebay, AliExpress y los portales de las tiendas físicas de confianza. “El comercio electrónico es maravilloso en la medida que elimina las barreras entre los mercados nacionales y los mercados internacionales. Por supuesto es bienvenido apoyar el sector productivo colombiano. Sin embargo, las bondades del comercio electrónico garantizan que, incluso apoyando el sector internacional, se vean beneficiados los productores nacionales”, agrega Díaz.

Entre los riesgos más comunes que pueden tener los compradores en Internet se destacan: las demoras en entregas, que el producto no corresponda a la descripción, que se realicen compras en falsas tiendas virtuales y que se realice la transacción en una red Wi-Fi poco segura.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO