COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La decisión de AT&T para adquirir Time Warner está siendo bloqueada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. La autoridad americana está tomando esta determinación sobre la operación, que está valorada en 85 mil millones de dólares (108.000 millones incluyendo la deuda), al considerar que la integración de estos dos gigantes de las telecomunicaciones y la industria de la televisión vulnera la competencia al concentrar el poder.

El Departamento de Justicia inició un juicio civil contra la fusión explicando que la operación “resultará en pocas ofertas innovadoras y altas tarifas para los consumidores del país. El documento enviado por la autoridad señala que “si se permite proceder, esta fusión perjudicará a los hogares al disminuir sustancialmente la competencia entre distribuidores de videos tradicionales y alentar la competencia emergente”.

Por su parte, el abogado de AT&T, Dan Petrocelli, expresó que “el acuerdo no representa una amenaza para los consumidores en el actual mercado competitivo. No hay evidencias de que la adquisición represente una amenaza para la competencia de la industria o en los precios al consumidor”.

En este sentido, el abogado indicó que pretenden ir a los tribunales lo antes posible. “La última vez que un Gobierno ganó un caso en contra de este tipo de fusiones verticales, en la que ambas compañías no compiten directamente en un área comercial, Richard Nixon era presidente”, agregó. Randall Stephenson, CEO de AT&T, fue categórico y expresó: “Estamos listos para litigarla”.

Ayer, el Presidente Donald Trump, en declaraciones a los periodistas antes de viajar a Florida, afirmó que siempre pensó que esa operación “no es buena para el país”.

AT&T ha venido insistiendo en que ha habido tantos cambios en el sector que es difícil que una oferta se concentre en pocas manos y ha puesto como ejemplo la irrupción de firmas como Netflix, Amazon y YouTube.

“Lo que estamos intentando hacer es construir una plataforma que nos permita competir con ellos”, afirmó Stephenson a comienzos de este mes.

Desde que se anunció la demanda, los analistas parecen estar dando la razón a la empresa. “Creemos que el caso legal y los precedentes legales en este tema están profundamente a favor de AT&T“, opinó el analista del sector Frank Louthan.

La demanda no está teniendo un especial impacto en el mercado bursátil. Al cierre de la sesión, los títulos de AT&T cedieron un 0,89%. Y en el caso de Time Warner, sus acciones terminaron con un avance del 2,11%.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO