COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Lo que en algún momento fue un “gasto tradicional” en Tecnología de la Información y Comunicación (TICs, como hardware, software, servicios y telecomunicaciones) es una inversión impostergable para cualquier negocio que usted desee crecer y/o consolidarse. “La apuesta se hace en la función de la proyección que se busca y los ahorros que se quiere la suma de los procesos y/o soluciones tecnológicas”, señala Julio Olmos, director de Desarrollo de Software de Intelisis.

Si entendemos que las nuevas tecnologías se convierten en grandes velocidades, podemos afirmar que la demanda del mercado es robusta y continúa creciendo. De hecho, las TIC son un insumo estratégico para competir en la economía moderna.

Porcentaje de inversión nacional

“Actualmente, el porcentaje de inversión en TIC de una empresa se determina en función de sus objetivos: procesos administrativos, atención al cliente o comercio electrónico, su tamaño, su giro y/o necesidades particulares”, precisa Olmos.

Por ejemplo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), señala que las pequeñas y medianas empresas están involucradas principalmente en infraestructura computacional (21.4% al 50%), lo que favorece el flujo de información, y en el desarrollo de su comercio electrónico (19.9% al 29.6%), un factor puntual para incrementar las ventas.

Esta tendencia es global y pone en marcha el acelerador a las empresas nacionales para determinar la situación durante el año 2017, Estados Unidos lideró internacionalmente el tema, ya que sus empresas pueden invertir hasta el 80% de sus recursos en software de inteligencia artificial, más del 50% en Big Data y su análisis o hasta el 60% en la gestión de sus redes sociales.

Prioridades innegables

Si bien, los caminos hacia la digitalización se recorren por pasos, existen tecnologías que deben considerarse como prioridades en la búsqueda de lograr más, tecnologías como el ERP. Dichos sistemas inteligentes trabajan con información particular de los procesos, impulsando la productividad y maximizando el rendimiento del flujo operativo. El ERP procesa y analiza grandes volúmenes de información, utiliza y toma decisiones en tiempo real y obtiene una ventaja competitiva ante el mercado.

“Para un negocio es esencial en los procesos al momento. Actualmente trabajamos con modelos y/o lineamientos como resultado de un mejor aprovechamiento en la implementación de tecnología, productividad aumentada y procesos que se compactan digitalmente”, resalta el directivo.

 APP específicas: Los pasos siguientes

¿Y una vez con ERP qué más puedo gestionar? El mundo de la tecnología ha demostrado ser infinito, funciona se innova el día al día de las empresas: movimientos, se reporta al instante, se abren las compras, se ubican productos, se identifican dónde está un equipo, se miden y se reducen mermas está a un clic de distancia. Las soluciones que ofrece la digitalización se adaptan a todas las industrias. Es determinante para cualquier compañía que esté en la evolución de la vida.

Olmos concluye, “en este camino es puntual la participación del CEO y de los tomadores de decisión, para visualizar en un mundo 4.0. Invito a quienes se convirtieron en un negocio en los próximos pasos, en las ventajas de invertir en TI y en el futuro. Eso es si queremos ser actores clave en la línea de su sector, en la independencia de su tamaño”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO