COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Todas las industrias, en mayor o menor medida, están sufriendo una transformación muy profunda. Debido al impacto que hay en los hábitos de los consumidores y en las nuevas tecnologías: la industria del retail tiene a Amazon, el transporte tiene a Uber, el entretenimiento tiene a Netflix; y todos esos nuevos modelos de negocios surgen gracias a que hay una tecnología que permite atender a esas nuevas necesidades del consumidor.

Esto puede observarse también en el mercado de los servicios financieros: bancos, seguros y tarjetas de crédito. Y es aquí, donde toma relevancia la figura del Fintech, la fusión entre las empresas de tecnología y de finanzas; empresas que nacen para brindar soluciones puntuales a determinados problemas que los bancos no resuelven en su totalidad.

En la actualidad, los clientes fueron migrando de ir a la sucursal a utilizar la web. Francisco Nelson, Director de Transformación Digital de Axxon Consulting, sostiene que “en la expectativa de un millennial el uso del sitio es casi inaceptable. Ellos quieren usar una aplicación que le de solución a los pocos minutos, que sea fácil de usar y pueda hacer todas las transacciones desde un sólo lugar: su celular. Por eso, los bancos deben necesariamente modernizarse e ir cambiando todos sus procesos para poder ser atractivos para las nuevas generaciones”.

A nivel mundial, el 20% del mercado de pagos ya es hoy de las Fintech, aunque el de los préstamos, la mayoría de las transacciones pertenecen aún a los bancos. Ante la amenaza que representa al sector, los bancos responden de dos maneras: por un lado, intentar realizar transformaciones digitales en sus estructuras, procesos y productos, y digitalizarlos en su mayoría. Por otro lado, incursionan en ser ellos mismos sus propias Fintech, y compiten entre si antes de que los amenacen nuevas empresas, o arman sus propios fondos de inversión e invierten en varios productos Fintech.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO