COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El año que comienza será uno de despegue en materia de inversiones en tecnología para muchas industrias alrededor del mundo. Sin embargo, el sector que atravesará una verdadera revolución tecnológica es el de la banca minorista y los servicios financieros o banca de inversión. Según el diagnóstico de Red Hat, la transformación digital se convertirá en una prioridad para los bancos, con plataformas y estrategias de open bank que se extenderán más allá de las oficinas centrales. Durante este año, las instituciones de servicios financieros continuarán migrando sus redes de datos a la nube híbrida y fortalecerán los proyectos de inteligencia artificial, que expandirán su alcance.

Para el caso de la banca de retail o minorista, se optimizarán y personalizarán los servicios brindados por los asistentes virtuales o chatbots, que estarán disponibles para responder consultas y oficiar como sistema de mensajería en la aplicación de Home Banking y se incrementarán las transacciones digitales. En la industria de banca de inversión y servicios financieros, se profundizará el camino hacia la compra y venta de enormes cantidades de activos financieros (bonos, acciones y derivados) realizadas por robots computarizados, con facultades para analizar datos en tiempo real, predecir el comportamiento en el mercado de esos activos a muy corto plazo y ejecutar decisiones en micro segundos.

Tanto las transacciones digitales, los servicios diferenciales, el manejo electrónico de las cuentas y los pagos mediante mobile, como el data analytics y el trading algorítmico, prometen transformar a la industria de los servicios financieros, ya sea en las unidades de negocio dedicadas a la banca minorista como a los principales jugadores de la banca de inversión.

“En los últimos años, el crecimiento de las finanzas digitales y de la demanda de los clientes, que esperan poder realizar sus transacciones bancarias desde su smartphone, generaron un mayor interés en los productos y servicios digitales, junto con las facilidades de asistencia permanente y servicio al cliente las 24 horas del día, todos los días de la semana, mientras los clientes realizan tareas bancarias desde cualquier ubicación en cualquier momento. Para ayudar a cumplir con este cambio de expectativas del cliente, las organizaciones deben tener una infraestructura digital flexible y robusta”, explicó Jorge Payró, Director Comercial de Cuentas Enterprise de Red Hat Argentina.

Una encuesta global recientemente realizada a clientes de Red Hat arrojó que el 35% de las compañías está buscando nuevos modelos de negocios o introduciendo nuevos productos y servicios digitales en los próximos doce meses, y los encuestados pertenecientes a la industria de servicios financieros, lideran la lista. La transformación digital, se ha convertido en un desafío cada vez más estratégico para los bancos.

Por este motivo y amenazados por la competencia de las fintech, los bancos reenfocarán sus esfuerzos en crear y brindar a sus clientes ofertas digitales, realizadas en una plataforma abierta en la que tengan espacio para desarrollar servicios innovadores, personalizados e integrados, que puedan ayudar a mantener los estándares de seguridad y ofrecer mejores prácticas. Al aprovechar las plataformas de código abierto, los bancos pueden tener la oportunidad de proporcionar servicios innovadores para sus clientes y ayudar a mantenerse a la vanguardia de la competencia, al mismo tiempo que ayudan a cumplir con las normas de compliance y estándares de seguridad.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO