COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(TyN desde San Diego, EE.UU.) Si bien ya se había anticipado que el actual presidente y CEO de Cisco, John Chambers, iba a dar un paso al costado en la compañía y entregaría su lugar a Chuck Robbins, este Cisco Live en San Diego fue el momento esperado en el que ambos directivos se sentaron frente a frente para conversar sobre el futuro de la empresa sin el legendario Chambers.

Con más de 20 años al frente de la firma, el aún presidente se refirió en primer lugar a la transición del mercado y a la transformación hacia una era en la que todo será digital. “El 40% de las compañías actuales ya no existirán en los próximos 10 años”, dijo el directivo. Esto tiene que ver con la transición del mercado: “Hay que cambiar radicalmente para ganar. Hay que construir el mañana ahora. Hay que ser disruptivos”, señaló.

Un tema crucial es saber si las compañías están listas para este cambio. En este sentido, Chambers comentó que si bien el 87% de los CEOs afirma que el cambio hacia la era digital es crucial, sólo el 7% dijo que tiene armada una estrategia digital. “Estamos teniendo una reorganización completa. Esta es una nueva era de innovación y transformación. Piensen si están listos para esta transformación”, indicó. Además, dejó en claro que una innovación rápida requiere de una IT rápida y que “los equipos chicos y rápidos serán la transición para lograr una innovación rápida”.

Desde hace 3 años, la empresa está pasando por una transición que culminó con una reorganización masiva de su equipo de ingeniería de 25.000 personas en la que 24 de 92 líderes fueron despedidos. Algo similar pasó en ventas y administración. “Tuvimos que cambiar o nos quedábamos atrás”, dijo. Además, explicó que Cisco reorganizó sus 62 unidades de negocios en dos grandes grupos: proveedores de servicios y empresarial.

En cuanto a números, afirmó que en los próximos años, los beneficios de Internet of Everything (IoE) serán de US$ 19 trillones.

Posteriormente se sumó Robbins para referirse a la transición por la que pasará Cisco cuando él sea el nuevo presidente. Uno de los puntos que destaca es simplificar el trabajo y además ser transparentes con todo el equipo y con todos sus partners. “Tenemos que construir una cultura del trabajo rápida y transparente”, dijo.

¿Cuáles son los principales cambios para los próximos tres años?, preguntó Chambers, a lo que Robbins enfatizó: “priorización, priorización, priorización”. Finalmente destacó el trabajo de Chambers en todos estos años, subrayando que el CEO saliente “cambió nuestras vidas para mejor y le estamos muy agradecidos”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO