COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El 44,6% de las 2.736 compañías que han participado en el Barómetro de medios de pago para empresas 2017 que facturan entre 1 y 100 millones € 2017 de Mastercard afirma disponer de un aparato TPV físico o virtual, cifra que ha registrado casi un aumento del 14.4% desde 2015 y demuestra que los negocios españoles se muestran cada vez más favorables a potenciar los pagos electrónicos.

Por su parte, un 43.0% dispone de un TPV físico, 5 puntos por encima de los datos de 2015 (38%), mientras que el TPV virtual para la venta online de productos o servicios ha crecido 4 puntos hasta llegar al 12,1%. Además, cabe destacar que la principal ventaja por las que estos comercios aceptan pagos con tarjeta son tanto la comodidad, facilidad de pago y el buen servicio, así como la demanda por parte de los clientes y el objetivo de facilitar las ventas. Paralelamente, la seguridad y la rapidez a la hora de efectuar pagos, son cada vez más relevantes para estas empresas.

Por sector de actividad, la penetración de TPVs es mayoritaria en el sector comercial, ya que mientras que un 62.7% de los comercios afirman tener un aparato TPV físico o virtual, esta cifra alcanza el 61.3% entre los que cuentan con un TPV físico para efectuar los pagos. Por su parte, el TPV virtual cuenta con un crecimiento estable en este sector, aumenta casi cuatro puntos desde 2015 hasta alcanzar el 16.3%.

Además de aumentar el número de establecimientos que obtienen el TPV físico de manera gratuita, también el importe de las compras con tarjeta es más elevado que el de las compras efectuadas mediante efectivo durante el último año, con un promedio de 970 euros para las primeras y de 444 euros para las segundas, lo que supone una diferencia del 118.5%

Por último, el barómetro también analiza cómo las empresas españolas liquidan sus gastos, en este sentido el 46.5% de las empresas españolas utilizan tarjetas de crédito para liquidar gastos, un método que desciende ligeramente frente a otros tipos de pago. Por último, mientras que en 2013 el 54,6% de las empresas saldaba sus gastos a través de tarjetas de crédito, este dato ha descendido 8,1 puntos desde entonces. Asimismo, son cada vez más comunes las empresas que reembolsan los gastos de sus empleados (21,7%) o las que les adelantan el dinero (16,0%), cifra que ha subido progresivamente durante los últimos años. De este modo, el 64.3% de las empresas participantes en el barómetro afirma disponer de alguna tarjeta; siendo la tarjeta de crédito la más común (56.8%), por delante de las tarjetas de débito (21,7%), las de viajes (2,8%) y las de prepago (2,3%).

“Las empresas españolas están ayudando potenciar la experiencia de pago de los consumidores, haciendo que ésta sea cada vez más fácil, rápida y segura. De todos modos, aún queda mucho camino por recorrer ya que el 55,4% de los establecimientos no ofrece la posibilidad de efectuar los pagos con tarjeta. Sin duda, gracias al gran trabajo de todos los actores de la industria estamos consiguiendo que los pagos digitales sean parte del día a día de los españoles”, señala Ovidio Egido, director general de Mastercard España.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY