COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según un informe de Ericsson ConsumerLab,el From Healthcare to Homecare, “Las redes se convertirán en modo de transporte de una serie de aplicaciones, como monitorización remota a través de wearables a escala médica, interacción virtual médico-paciente y cirugía robótica por control remoto”, dice Ericsson.

Los pacientes a través de estas tecnologías podrán acceder a sus datos de salud en cualquier momento y desde cualquier lugar ya que estarán en la nube, estén ellos dentro o fuera de su estado. Un punto a favor es que el sistema de consultas por internet permitirá combatir los tiempos de espera actuales, y reducirlos. Ahora mismo, casi 4 de cada 10 pacientes crónicos prefieren una consulta online antes que una en persona, siendo este tipo de pacientes los que más se benefician con el uso de la tecnología 5G a través del los wearables que monitorean constantemente sus dolencias crónicas aprendiendo así a manejarlas con mayor facilidad.

Lo más importante de esta nueva forma de conectar a los pacientes con los médicos y los centros asistenciales es la descentralización de la sanidad, que pasa de los hospitales a los hogares ayudando a afrontar la escasez de recursos.

De esta manera los hospitales pasarían a ser centros de datos mientras que los médicos tendrán que transformarse en científicos de datos, un nuevo rol al que tendremos que adaptarnos.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO