COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La compañía sueca de telecomunicaciones Ericsson ha comenzado a probar en Estocolmo (Suecia) un prototipo de autobús lanzadera sin conductor, en el marco de un proyecto de conducción autónoma puesto en marcha por la empresa Nobina Tech.

Este autobús ha compartido calzada con peatones, ciclistas y otros vehículos a una velocidad máxima de 24 km/h, ha explicado Ericsson hoy en un comunicado.

El objetivo del proyecto, en que participan también socios locales como SJ, la Ciudad de Estocolmo, Klövern, el Instituto Tecnológico Sueco (KTH) y Urban ICT Arena, es probar estos vehículos durante un período de tiempo de seis meses por carreteras públicas en situaciones de tráfico real.

Se trata, por tanto, de un proyecto similar al que se desarrolla en Las Vegas a pesar de su accidentado comienzo, o los vistos en otras ciudades europeas como Londres París.

Tal y como explica Ericsson, los test se desarrollan en “condiciones climatológicas cambiantes” a fin de comprobar el control y la respuesta humana en remoto, así como la conectividad de los vehículos a la red 5G con la que operan puesto. La compañía dispone de una solución tecnológica de “Transporte Urbano Conectado” que incluye monitorización de los autobuses autónomos.

En busca del tráfico urbano conectado

Por otra parte, los autobuses forman parte del proyecto de innovación ‘Drive Sweden’ lanzado en 2015, que es un programa estratégico de innovación emprendido por el gobierno sueco que reúne a socios de todos los sectores de la sociedad para afrontar los desafíos y oportunidades de la seguridad vial, la adaptación de las infraestructuras y la normativa sobre transporte.

Entre otros proyectos, Ericsson puso en marcha a finales de 2017 en la ciudad de Dallas (Texas, EEUU) un Sistema Avanzado de Gestión de Tráfico (ATMS) basado en la solución de Transporte Urbano Conectado de la compañía, que estará plenamente operativo en 2020.

La meta es lograr un sistema de tráfico con una interfaz “intuitiva y fácil de usar” que permita automatizar y facilitar su monitorización, gestión, mantenimiento y rendimiento a través de todos los departamentos, así como entre ciudades y condados.

Con este sistema, Dallas y las ciudades colindantes pueden agregar y analizar datos en tiempo real desde sensores de tráfico y cámaras para controlar de modo dinámico semáforos, luces intermitentes en colegios y paneles de mensajes variables.

Durante el congreso UITP (de transporte público) de Milán (Italia) de 2014, la compañía presentó su concepto de parada de autobús conectada, que combina “la conectividad con la optimización para ofrecer un mejor servicio informativo al viajero2.

La parada incluye funciones como pantallas con información en tiempo real sobre movimientos de autobuses, pantallas táctiles con acceso a mapas interactivos, noticias locales, información turística y publicidad.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UNA RESPUESTA