COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El BID Invest, el brazo para el sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se ha aliado con varias entidades del sector privado de la región para tratar de “incluir” en el sector financiero a los millones de migrantes que se han desplazado de sus países, especialmente Venezuela, a otros lugares de Latinoamérica en los últimos años.

“Desde 2014, cuatro millones y medio de venezolanos han salido de su país y, de esos, el 80% se han quedado en la región, creando sin duda un reto para los países, que no solamente se puede abordar desde el lado social o político, sino que el sector privado tiene que jugar un papel importante”, explicó en una entrevista con Efe la directora general de negocios del BID Invest, Gema Sacristán.

Para hacer frente a esta situación, Sacristán aseguró que el organismo multilateral “está trabajando para ver qué soluciones desde el lado del sector privado pueden dar al reto de la inmigración”.

“La inclusión financiera juega un papel fundamental en la inclusión de esos inmigrantes en los países, ya que existen indicios que dicen que no van a volver tan rápido a sus países: se trata de gente que se va a quedar en sus países de acogida y que les tienes que dar una inclusión porque tampoco tienen recursos suficientes como para que los estados se hagan cargo”, argumentó la experta.

Con este objetivo, varios clientes del BID Invest, como Bancamía, Omni Bnk y el Banco Pichincha, entre otros, han empezado a hacer pruebas piloto para tratar de determinar las especificidades y poder escalar sus proyectos en los próximos meses.

En el caso de la colombiana Bancamía, el programa piloto está destinado a ofrecer productos y servicios financieros a los microempresarios inmigrantes venezolanos en seis ciudades distintas: Cúcuta, Pamplona, Bucaramanga, Girón, Piedecuesta y Floridablanca.

Así lo explicó en declaraciones a Efe el vicepresidente de Bancamía, Edison Mejía, que fue también uno de los ponentes del evento Foromic 2019, el principal evento sobre innovación para la inclusión de América Latina y el Caribe que se celebra estos días en Punta Cana (República Dominicana).

“El reto migratorio ha sido algo muy complejo y nosotros como institución hemos querido romper esquemas para poder dar acceso a estas personas”, señaló el ejecutivo.

Bajo la iniciativa “Progreso Sin Fronteras”, Bancamía ha iniciado el programa piloto para asistir a unos 200 venezolanos mediante crédito y ofrecerles clases de educación financiera.

“Vamos a conocerlos y caracterizarlos para poder brindarles acceso de desarrollo”, dijo Mejía, que reconoció que Bancamía ha encontrado ciertos “limitantes” para desarrollar su proyecto.

“Muchos de los inmigrantes que están llegando no tienen el permiso de residencia, no hay información, y existe desconocimiento hacia el sector entre ellos”, relató.

Por otro lado, Omni Bnk ha recibido un préstamo del BID Invest para que atienda a clientes del sector tecnofinanciero, camioneros y microempresarios inmigrantes.

De hecho, Omni cuenta con un programa piloto basado en una plataforma para inmigrantes donde provee servicios sociales, como asistencia jurídica, servicios médicos y clasificados de empleo, entre otros, y servicios financieros, incluyendo microcrédito y remesas.

Estas y otras cuestiones fueron debatidas en el marco del Foromic 2019, el principal evento sobre innovación para la inclusión de América Latina y el Caribe, que se celebra en Punta Cana (República Dominicana).

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO